Por Vidal Mario*

 Diez años atrás, en junio de 2012, publiqué mi segundo libro sobre la masacre de Napalpí. Como las cuatro ediciones anteriores de Napalpí, la herida abierta, éste iba con prólogo de Luís Landriscina.

Su título fue Napalpí. Revelaciones inéditas de la más horrenda masacre de aborígenes del Siglo XX en la Argentina.

La gran cantidad de nuevos datos sobre la referida historia justificaba ese nuevo trabajo, que ahora se extendía a 119 páginas.

Una de mis nuevas fuentes era el expediente de la causa que se había iniciado inmediatamente después de aquel asesinato colectivo de aborígenes. Dicho expediente fue descubierto en 1999 en el Archivo General del Poder Judicial de la provincia.

Mi otra nueva fuente fue la interpelación parlamentaria al ministro del Interior de la Nación, a quien reclamaron la inmediata destitución del gobernador Fernando Centeno.

Respecto de ésta última fuente (diario de sesiones del Congreso Nacional de septiembre de 1924), en la página 15 resalté:

“Éste es un documento decididamente extraordinario que hasta el momento jamás se había hecho público.

El 4 de septiembre de 1924, en sesión extraordinaria, el Congreso Nacional interpeló al ministro del Interior de la Nación, Vicente S. Gallo, sobre los sucesos de Napalpí.

La denuncia fue presentada por el legislador Francisco Pérez Leirós, quien lo hizo en nombre y representación del bloque de diputados socialistas.

Era la primera vez en la Historia del Territorio Nacional del Chaco que en la Cámara de Diputados de la Nación se pedía la destitución de un gobernador.

El mencionado diputado habló desde las 12 de la noche hasta las 6 de la mañana de ese 4 de septiembre.

Se reclamó la inmediata destitución no sólo del gobernador, doctor Fernando Centeno, sino también de todo su equipo de gobierno.

La que sigue es reproducción textual de los tramos fundamentales de las seis horas que duró aquella interpelación parlamentaria”.

Efectivamente, varias páginas de ese libro las dediqué a lo que se dijo en aquella interpelación y a los testimonios escritos de relevantes personalidades de la época, que se leyeron.

La voz de los editores

En la contratapa, los editores comentaron el contenido del libro de ésta manera:

“La perturbadora historia de una matanza de aborígenes que Vidal Mario ya dio a conocer a nivel mundial a través de las cinco ediciones de Napalpí, la herida abierta, alcanza con “Napalpí” límites aún más sorprendentes y estremecedores.

Ahora la historia de Napalpí es presentada antes, durante y después de la masacre, como nunca anteriormente fue contada ni siquiera por el propio autor desde que en el mes de marzo de 1998 rescatara del olvido aquel horrendo suceso.

Aquí se ofrece al lector revelaciones inéditas, como una interpelación parlamentaria al entonces ministro del Interior de la Nación, donde se reclamó la inmediata destitución del mafioso gobernador del Chaco, Fernando Centeno.

El autor rescata con lujo de detalles cómo este hombre, que exigía ser llamado “Su Excelencia”, montó una violenta red policial con delincuentes que él trajo, promovió atentados contra prominentes ciudadanos, nombró jueces a su medida, y montó una empresa comercial paralela a la Gobernación para hacer negocios con los explotadores de los indios.

Pero su obra maestra fue la masacre de Napalpí, que aquí se describe con nuevos y escalofriantes detalles, como lo que verdaderamente fue: un infierno en el corazón del verde bosque chaqueño”.

Ese segundo libro mío sobre la masacre de Napalpí fue presentado el jueves 23 de agosto de 2012 en la sala “José Luís Cabezas” de la Cámara de Diputados de la Nación.

La presentación estuvo a cargo de la doctora en antropología social Diana Lenton, docente de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) y fundadora en el 2005 de la Red de Investigadores en Genocidio y Política Indígena.

Se trataba, por otra parte, del séptimo libro que desde el año 2005 yo presentaba en el Congreso Nacional.

En Nueva York

El 11 de noviembre de 2012, con los auspicios del gobierno peruano, concluyó en Nueva York el XVIII Encuentro Internacional de Escritores y Artistas “Todas las Sangres en Nueva York”.

En ese encuentro y en dos escenarios distintos de esa ciudad, presenté mi nuevo libro sobre Napalpí.

La primera de dichas presentaciones fue en el salón auditorio de la Iglesia Saint Elizabeth, y estuvo a cargo de los escritores españoles Francisco Vaquero Sánchez y José María Cotarelo Asturias.

La segunda presentación estuvo a cargo de la poeta y escritora Ángela Beatriz Moreno de Rovegno, presidenta del Consejo Nacional Todas las Sangres del Perú.

En ambas oportunidades, diserté sobre el tema “La reflexión moral que arrojan los actos de genocidio”, y ofrecí a escritores provenientes de distintos países una visión de la provincia del Chaco en cuanto a su historia y su realidad socio-política y cultural.

(*) Periodista, escritor, historiador.


COMPARTIR