Un nuevo femicidio sacudió este viernes a la sociedad. A media tarde, Mariana Segovia, de 38 años, quien es nacida en la provincia del Chaco, murió tras recibir cuatro balazos desde una camioneta donde estaba su marido.

Todo ocurrió en una céntrica vereda de la localidad, en un horario en el que decenas de personas caminaban por el lugar. Minutos después de las 17, falleció como consecuencia de los impactos de bala en su cuerpo, cuando los médicos del hospital local le brindaban asistencia.

Poco después se supo que su esposo y atacante, Sergio Miño, de 40 años, protagonizó un choque con un camión, en la ruta nacional 16, aparentemente cuando huía.

El hecho
Según relata El Tribuno de Salta, Miño habría esperado en su camioneta el paso de su esposa, quien estaría de regreso rumbo a su casa. Estaba a solo metros de la esquina de las calles Rivadavia y Sarmiento, a dos cuadras de la plaza Martín Miguel de Güemes.

Cuando la vio, desde el interior del vehículo abrió fuego contra ella. En ese momento varias personas caminaban por ese punto de la ciudad. "Los testigos dicen haber escuchado cuatro detonaciones", indicó una fuente vinculada a la investigación. Dos disparos fueron mortales, ya que impactaron en su pecho.

La mujer cayó boca abajo sobre la vereda, ante la perturbada mirada de varias personas, que no llegaban a comprender lo que sucedía.
Miño salió a toda velocidad en su camioneta, huyendo de la escena y también del pueblo.

En la esquina de Sarmiento y Rivadavia alguien logró reaccionar y llamó pidiendo ayuda a la Policía, que llegó en pocos minutos, al igual que una ambulancia que trasladó a la mujer hasta el hospital.

A pesar de las atenciones recibidas, la chaqueña Mariana Segovia falleció en la guardia de emergencias.

Luego de disparar se accidentó en la ruta

Tras efectuar los disparos que dieron muerte a la mujer, el hombre se dio a la fuga por ruta nacional 16, y a la altura del kilómetro 618 - entre las localidades de Olleros y Ceibalito- chocó de frente con un camión de gran porte.

Para la policía el hombre perdió el control del vehículo, sin embargo los fiscales consideran que fue intencional.

La colisión fue de tal magnitud que el hombre quedó atrapado entre los hierros de la camioneta, la cual terminó destruida. Y producto de las graves heridas sufridas, el supuesto atacante se encuentra internado en grave estado.
En la causa interviene el fiscal Gonzalo Gómez Amado.


COMPARTIR