En el marco de la movilización nacional convocada por la Central General de Trabajadores (CGT), la delegación Chaco del sindicato hoy llevó adelante un acto frente a su sede, ubicada en Güemes Nº 10 de nuestra ciudad, en el cual expresaron las razones que justifican la jornada de protesta.

En este contexto, la titular de la CGT Chaco, Graciela Arana, detalló los motivos que fundamentan la movilización de este miércoles. Entre ellos mencionó los siguientes:

- Solidaridad con todos los trabajadores en lucha. Por paritarias libres y sin topes.

- Rechazo a la reforma previsional mediante la ley 27426 que causó un perjuicio de 100.000 millones de pesos a los jubilados, pensionados, retirados nacionales y jóvenes que estudian y perciben subsidios Progresar.

- No a la reforma laboral que se intenta implementar desde el Gobierno nacional.

- Apoyo a la industria nacional: no a la importación indiscriminada de productos que van en contra de la misma y sus obreros.

- No al aumento de la pobreza debido al desempleo privado y público que aumenta día a día.

- No a la política económica, cuya inflación va por encima del salario, arrasando el poder adquisitivo y generando mayor pobreza.

- No al aumento irracional de las tarifas de los servicios esenciales que afectan en forma directa a la clase trabajadora.

- Rechazamos el DNU 27/18 de desburocratización y simplificación que modifica y deroga leyes nacionales, atentando contra la labor del Congreso.

- Pedimos que se declare la emergencia alimentaria y ocupacional y la definición de una política que defienda a los pequeños productores y, en especial, a la agricultura familiar.

- Solicitamos el cambio del rumbo económico y financiero de nuestro país, para que se fortalezca la producción interna.

- Pedimos el ejercicio libre de la actividad sindical y en contra de las persecuciones a quienes defienden los derechos de los trabajadores.

- Queremos la paz social. Este plan económico nacional atenta contra los derechos humanos y profundiza la desigualdad social de los argentinos.

“Creemos que la única alternativa es tener trabajo decente, que junto a una economía humanizada proteja a las personas que trabajan”, concluyeron.


COMPARTIR