El próximo jueves 12 de septiembre, a las 19 horas, la especialista en Bioeconomía Liliana Vignau dará una charla gratuita que se denominará ”Oportunidades de negocios en orgánicos - segunda parte”, en el 1º Piso de la Biblioteca Herrera, ubicada en Julio A. Roca Nº 158 de nuestra ciudad.

La misma será abierta a todo público y durante su desarrollo se abordarán los múltiples negocios en agricultura orgánica y derivados, puntualizando en en esta oportunidad en las frutillas orgánicas. Los interesados en inscribirse pueden comunicarse al siguiente número telefónico: 3624- 117215.

Vale destacar que Vignau lidera el proyecto de exportaciones agrícolas, que tiene por objetivo generar alternativas para salir de la crisis, pero siempre cuidando nuestro medio ambiente.

"Este es el inicio de la prosperidad y la riqueza para nuestro Chaco, las frutillas orgánicas saben mejor, son ecológicas y vamos a exportar. US$ 227 millones de exportación justifican este cultivo en nuestra provincia para la entrada de divisas”, aseveró Vignau.

Para demostrar que su proyecto es factible, dio a conocer un informe económico de exportaciones de esta fruta orgánica tan requerida en los mercados internacionales y las razones científicas que lo demuestran.

El informe

  • CHILE: US$  227 millones en exportaciones de frutillas orgánicas
  • ESPAÑA: 330 US$ en exportaciones del mismo producto.

Las frutillas orgánicas cultivadas sin usar productos químicos no solo consiguen un medio ambiente más rico sino que, además, saben mejor. Al menos eso es lo que concluye uno de los mayores estudios hechos hasta la fecha y que publica la revista científica Plos ONE.

La parte medioambiental es fácil de demostrar y ya tenía precedentes. Los propios autores del trabajo señalan artículos aparecidos en revistas de prestigio como Nature, Science y PNAS. Lo que no se había estudiado tan a fondo eran las propiedades nutricionales y la opinión de los consumidores.

Las conclusiones son claras: las frutas obtenidas sin ayudas químicas tienen mayor actividad de antioxidantes, más concentración de ácido ascórbico (una de cuyas formas es la vitamina C) y de compuestos fenólicos (que son los que dan aroma y sabor).

Uno de los resultados sorprendentes del estudio es que las frutillas orgánicas aguantaban más tiempo sin perder sus propiedades una vez que habían sido recogidas y tenían menos agua (más residuo seco).


COMPARTIR