n hombre ingresó a una clínica de Ushuaia, Tierra del Fuego, con un hacha y causó destrozos en el lugar. Entre gritos, aseguraba que le habían robado los órganos y culpaba al presidente Mauricio Macri por ello.

Se supo que la persona en cuestión habría tenido un brote psicótico y por eso accionó de esa manera. Afortunadamente no hubo que lamentar heridos.  Se trata de un joven de alrededor de 30 años, quien en la noche del jueves 29 de agosto irrumpió con un hacha en la mano, en la Clínica San Jorge.

Allí comenzó a exigir a los gritos que el doctor Carlos Sánchez Posleman, director del centro de salid, le devuelva "el alma" que le fue quitada durante una operación, al igual que sus órganos, según consignó el medio local Ushuaia.24.

Otra versión sostiene que en realidad el reclamo que hacía era por su padre, fallecido en ese centro médico; y una tercera sostiene que el hombre repetía "que le habían robado el corazón".

En el ataque rompió vidrios, parte del mobiliario de una de las salas, así como también sillas y computadoras. Quienes presenciaron la violenta escena, desconcertados, buscaron lugar para refugiarse. Fueron los empleados de la clínica los que dieron aviso a la Policía y, una vez que los efectivos llegaron al lugar, lograron reducir al atacante.

En diálogo con PERFIL, uno de los testigos del hecho señaló: "Era demencial, el tipo entró a la clínica con un hacha gritando que le habían robado los órganos y que era culpa del Carlos Sánchez Posleman (director de la clínica atacada); de (Mauricio) Macri y de Marcos Peña. Un peligro, el hombre entró hasta la puerta de internación. Fue una locura".

El hecho comenzó a viralizarse por una serie de mensajes de WhatsApp que muchos de los testigos les enviaban a sus familiares y amigos, donde contaban lo que presenciaron sin entender mucho a qué se debía. Esta serie de audios son las que dan lugar a tantas versiones del hecho.

Tras este episodio, se determinó que el sector de guardia del centro médico permanezca cerrado, y las emergencias son derivadas al Hospital Regional. A raíz del ataque, se inició una causa judicial para determinar el motivo del mismo.


COMPARTIR