Venía a gran velocidad y se llevó todo por delante en la avenida Sabín

61

Un automóvil marca Chevrolet Onix protagonizó hace instantes un tremendo accidente en la avenida Sabín, el cual por milagro no terminó con una víctima fatal.

El conductor venía a gran velocidad con sentido hacia la autovía de ruta 16. A la altura del 450 (vieja numeración) se llevó todo por delante y terminó impactando contra el muro de una casa con el vehículo destrozado.

Según señalaron testigos a este medio, casi atropelló a una persona, llevándose por delante un árbol, un poste de luz, un contenedor de basura acabó contra un vehículo estacionado en la vereda de la casa donde finalmente se detuvo.

En las imágenes podemos observar al joven conductor sentado dialogando con otra persona. Interviene en el lugar personal de la Comisaría Segunda Metropolitana.