Universidad Popular, 88 años apostando a la educación

El ícono de la educación popular en Resistencia y la región, que lleva el nombre de Juan Ramón Lestani, celebra hoy su 88° aniversario. Hoy ofrece una gran oferta académica y con sedes en otras localidades y con una gran plataforma virtual.

162

La Universidad Popular Resistencia cumple hoy 88 años de vida institucional, donde continúa –como el primer día- apostando a la educación como eje de crecimiento de la sociedad, dado que contribuye de manera efectiva a generar cambios y transformaciones sociales, culturales, educativas y laborales. Dentro de sus objetivos de crecimiento pretende asegurar la accesibilidad a sus aulas de todos los sectores, manteniendo una política de aranceles bajos y facilitando modalidades de cursado flexibles, teniendo en cuenta la realidad de los alumnos que trabajan o bien viven en el interior del Chaco.

La UP, ofrece una gran oferta académica con un exhaustivo control de calidad que garantiza la excelencia educativa acorde a las necesidades de los jóvenes de nuestra región; en la actualidad concurren cientos de alumnos en tres turnos, hasta las 23 horas, de lunes a sábado. La Universidad ofrece a toda la comunidad más de 80 cursos cortos con salida laboral inmediata, cinco tecnicaturas y un profesorado; manteniendo siempre los aranceles accesibles para toda la sociedad, dando nuevas oportunidades para cambiar su futuro, mejorar la calidad de vida a través del estudio y de conseguir a partir de las nuevas habilidades y conocimientos adquiridos un trabajo que los dignifique y permita competir en un mercado laboral cada vez más exigente.

Tres sedes en el interior de la Provincia, demuestran nuestro más férreo compromiso por mejorar el futuro de todos los habitantes del Chaco, es por ello que jóvenes de Las Palmas, Quitilipi, y Machagai, encontraron en la Universidad Popular la posibilidad de capacitarse en busca de un futuro laboral rápido, acorde a la vorágine de la sociedad actual. Ante este escenario, se creó UP Virtual, un servicio de educación online que permite a los alumnos la posibilidad de estudiar a distancia.

En el 2016 se comenzó a construir el segundo piso de la Universidad Popular de Resistencia, el cual cuenta con 8 aulas nuevas, totalmente equipadas y un nuevo Salón de Usos Múltiples. Parte de esta construcción es la instalación de un ascensor otorgando mayor comodidad para toda la comunidad educativa. Este nuevo piso fue financiado en su totalidad con los fondos de la propia Universidad.

 

Fanti: “Es un baluarte de la educación”

El presidente de la entidad calificó a la UP como “Un baluarte educativo, cultural y político de nuestra ciudad. Ha sido llamada madre de instituciones educativas pues aquí han sido creados en 1932 el Colegio Nacional José María Paz; en 1948 la Escuela Nacional de Enseñanza Técnica; en 1959 el Bachillerato Provincia Lino Torres; en 1942 la Escuela Nacional de Comercio; en 1957 Bachillerato Provincial Mac Lean; 1962 la Universidad Nacional Tecnológica y la propia Universidad Nacional del Nordeste cuya Junta Promotora fue conformada por esta institución, por aquellos pioneros intelectuales, que la dirigieron durante muchos años y a quienes les tocó un tiempo de fundación, ya que en nuestra joven ciudad estaba todo por realizar. Fueron los comienzos de un nuevo siglo que traería mucho progreso a un Chaco que se iniciaba apenas unas décadas antes y cuyos habitantes iban en aumento al ritmo de una economía que no daba treguas al crecimiento. Las industrias y el comercio comenzaron a florecer como hongos y la productividad fue trayendo nuevos pobladores que en su mayoría venían de las zonas rurales para buscar mejores horizontes”.

“El 10 de Noviembre de 1929 la comunidad resistenciana toma democráticamente la decisión de crear su “Universidad Popular”. Según los antecedentes que existen un nuestra institución el más importante ideólogo de esta propuesta fue “Juan Ramón Lestani” un estadista autodidacta, que tenía la condición de poder ver mucho más allá de su tiempo. En homenaje a aquel pro hombre es que a partir de este año la Comisión Directiva ha resuelto imponer el nombre de este fundador a nuestra institución. Un modesto reconocimiento para quien ha hecho tanto para la creación de una entidad dedicada a la enseñanza, con una clara mirada hacia los sectores más vulnerables”.

 

Del infierno al cielo

Cuenta Fanti que “A partir de 2004 asumimos la conducción de nuestra entidad, que se encontraba con orden de remate y totalmente vaciada en lo edilicio, con una enorme deuda salarial y ya casi en estado final. Hicimos una asamblea en el mes de julio para tomar la decisión de vender una parcela de la propiedad con el objetivo de salvar el enorme quebranto financiero. Nos comprometimos a llenar las aulas de estudiantes y recuperar el terreno perdido, adquiriendo el lindante sobre calle Santa Fe. Ganamos por apenas tres votos, ya que varios asociados asambleístas proponían entregar todo el patrimonio al gobierno por 100 años. Quien propuso esto presidió la entidad en años en que su local se alquilaba al Estado. Felizmente pudimos imponer nuestro criterio y lo que es más importante, cumplir con las promesas efectuadas en aquella Asamblea”.

“Hoy al cumplir 88 años de vida, quienes la conducimos nos sentimos profundamente orgullosos de la tarea realizada y podemos mostrar un edificio totalmente remozado con un segundo piso que cuenta con 8 aulas más, un ascensor para integrar a las personas con discapacidad, y refacción completa de toda la sede; todo esto realizado con fondos propios, proveniente de las cuotas de los alumnos. Nuestro secreto para semejante misión fue el de respetar las ideas de los fundadores, manteniendo nuestra casa de estudio como una escuela de artes y oficios, posibilitando así que muchos jóvenes adquieran una herramienta para realizarse en la vida”.

“Estamos felices y podemos decir orgullosos que hemos cumplido con el ideario de los fundadores y con las promesas que hicimos en aquella Asamblea del 2004. El sueño que tenemos hoy es el de asegurar que nuestra querida Universidad Popular”.

“Finalmente quiero agradecer a toda la comunidad, absolutamente a toda, a mi padre que me puso esta misión en las espaldas, sin saber que aquí encontraría finalmente el sentido de mi existencia, a Juan José Collazo un hombre de principios, que me acompañó de manera incondicional en mis sueños y en mi osadía por rescatar esta institución y ponerla al servicio de las jóvenes generaciones. Muchas gracias a todos los que integraron la Comisión Directiva y acompañaron nuestras decisiones y, por supuesto, un millón de gracias a los compañeros trabajadores y a los docentes que han hecho posible que esta institución recuperar su dignidad y prestigio”.