Una menor salió para la escuela y apareció en Vilelas golpeada

Una menor de 14 años, se presentó ayer en la Comisaría de Vilelas, desorientada y con golpes en su cuerpo. La adolescente aparentemente se dirigía desde su casa hasta el colegio del barrio Santa Inés, en Resistencia, sin embargo apareció en una comisaría toda golpeada.

El extraño hecho ocurrió el lunes. De acuerdo a la información policial, ese día, la menor salió de su casa en la mañana para dirigirse al colegio que está a dos cuadras y media de su casa, pero cerca del mediodía, apareció desorientada, no se acordaba cómo había llegado al lugar, ni su identidad, tenía golpes en el rostro y en otras partes del cuerpo.

En el momento de su aparición, el personal de la Comisaría dio intervención a la Línea 102, de asistencia a menores de edad, quienes la trasladaron al hospital Pediátrico para que reciba atención médica, luego la trasladaron al Perrando. Inmediatamente, la Justicia dispuso que se aplique el protocolo para este tipo de situaciones. En tanto los médicos que la revisaron no constataron una agresión de tipo sexual.

Una vez que apareció en la comisaría, se dio intervención a la línea 102. La investigación está a cargo del fiscal en turno Nº 4, Jorge Cáceres Olivera, quien contó que la adolescente no sabía su nombre y cuando la madre fue a verla al hospital tampoco la conoció, “es como que estaba en un estado de shock”.

La declaración de su mamá
La madre contó que su hija salió 7:30 de la casa, con destino al colegio del barrio. Cerca de las 14, a través de una sobrina supo que estaba internada en el hospital como NN, ya que no recordaba su identidad, ni cómo llegó al lugar.

La mujer se dirigió al nosocomio, pero la adolescente no la reconocía y entrada la noche tuvo una descompensación producto del shock traumático, por lo que fue trasladada al área de Salud Mental.

En la investigación, intervino el fiscal Nº 4, Jorge Cáceres Olivera, quien pidió intervención a la División de Investigaciones Complejas de la Policía, para que determinen qué ocurrió.
La adolescente “tiene un shock traumático, no hay indicios de que haya consumido o ingerido drogas, tiene varios golpes, no sufrió agresión sexual”, adelantó el fiscal.