Tras el relanzamiento de Progresar, el Gobierno Nacional recortará las becas a 360.000 chicos

162
En todo el país había un plantel de 800.000 beneficiarios. Foto: Ilustración

El relanzamiento que anunció el gobierno nacional del plan Progresar llegará a 360 mil chicos menos, según un informe que difundió el Centro de Economía Política Argentina (CEPA). El recorte se debe a que se aumentarán las becas pero no se elevará el presupuesto total previsto para el programa.

El incremento prometido por el presidente Mauricio Macri y el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, que llevará las becas a 1250 pesos para los jóvenes que quieran terminar la primeria o la secundaria, provocará un recorte de 362 mil becas según un informe interno de la cartera educativa al que accedió el CEPA.

“Para mantener las mismas becas con los aumentos previstos por el Gobierno para cada beca, sería necesario disponer de 17.320 millones de pesos aproximadamente. Pero se prevé sólo 10 mil millones. El ajuste será entonces de al menos 7320 millones”, indicó Hernán Letcher, director del CEPA.

“En la práctica, ese ajuste se vincula a la reducción de la cantidad de cuotas, que pasan de 12 a 10 (2580 millones de pesos), y en la cantidad de becas (4740 pesos). Esto representa un recorte de casi 380 mil becas al valor de la actualización (1250 pesos). Apuntemos, una vez más, que el propio Gobierno estima ese recorte en 362 mil becas”, explicó Letcher.

El plan Progresar, creado en el gobierno de Cristina Fernández, fue relanzado por Macri a fines de enero con cambios en los ejes centrales del programa, como el alcance, la universalidad y la meritocracia.

Ya entre abirl de 2015 y diciembre de 2017, el plan había perdido el 52% de su valor ya que no tuvo ninguna actualización. “Vamos a hacer verdadero un programa que no lo era, porque decirle a un chico que sobre ocho materias, reprobando 6 y aprobando sólo 2 él está progresando es engañarlo, eso es mentirle, y mi compromiso con la verdad es absoluta desde el primer día, sobre todo cuando se pone en juego la educación”, señaló el presidente ese día.

Según resumió el CEPA, los principales cambios serán:

-El acceso al programa deja de ser universal y pasa a depender del presupuesto previsto.

-Deja de ser un derecho para pasar a ser un sistema de becas meritocrático que depende del rendimiento.

-En el caso de los universitarios, el plan de becas exige ahora aprobar el 75 por ciento de las materias previstas para el año que esté cursando el alumno. Antes, el único requisito era ser estudiante regular, que en general implica aprobar al menos dos materias anuales.

 

Fuente: Tiempo Argentino