Taco Pozo: le clausuraron el boliche y ahora le exigen el cuádruple de impuestos

290

El encargado del boliche “K’rretera Disco”, Blas Salvatierra, denunció que tras la clausura del local, el Municipio de Taco Pozo le exige un canon “tremendamente elevado”, y que a raíz de esta situación hay 19 familias que podrían quedar en la calle.

El local, único en la localidad, está ubicado en la colectora sur del acceso a Taco Pozo y, según Salvatierra, “desde que empezamos con esto, sufrimos persecución política de parte del municipio”.

Contó que pese a tener gran capacidad, la comuna sólo les autorizó el ingreso para 408 personas (la mitad). “Tendrían que habilitarnos 816 personas, ya que el mismo presidente del Concejo reconoció en un programa radial que cada un metro cuadrado autorizan dos personas”, señaló en principio.

Pero el problema sólo arranca en este punto, ya que Salvatierra denuncia que “durante el año que venimos transcurriendo como boliche, sufrimos atropellos y multas fuera de lugar”. Se agrava aún más con el incremento considerado arbitrario de los cánones para poder trabajar.

“Veníamos pagando un impuesto semanal de $ 5005 para espectáculos públicos; o sea realizar un boliche. Eso es aparte de la tasa de negocios, que es cada 3 meses donde el boliche tributa $ 40.000 anuales, fuera del impuesto semanal explicado anteriormente. Sería $ 10.000 cada tres meses”, explicó.

Prosiguió: “El día 5 de enero nos dirigimos a la oficina de recaudación y nos informaron que el permiso que antes valía 5000 pesos ahora vale 15 mil. Entonces acudimos a pedir una explicación y el mismo presidente del Concejo, Alfredo Mercado, nos dijo que el Concejo aprobó el aumento con una ordenanza municipal”, indicó Salvatierra.

Por si fuera poco, señaló que el 12 de enero, el permiso que el día 5 de enero tenía un valor de 15 mil pesos, ahora pasaría a valer $20.020. “Nos juntamos con dos concejales de la oposición y una del mismo partido, y los mismos coinciden en que en ningún momento se reunió el Concejo para dicho aumento”, denunció.

En este marco, el lamentó no tener un espacio para hablar, “debido a que el intendente (Carlos Ibáñez) no vive nunca en la localidad y mucho menos en la municipalidad; acá está a cargo el presidente de Concejo, Alfredo Nicolás Mercado, quien se caracteriza por maltratar a la gente y denigrar al que se le ponga en frente”, concluyó.