Se quiso curar un resfrío clavándose un cuchillo en la cabeza

El sujeto, que sufría congestión nasal, se incrustó una hoja de 20 centímetros en el cráneo para "poder respirar", según admitió a la policía rusa.

Un hombre con aparentes trastornos psiquiátricos se clavó un cuchillo de 20 centímetros en su cabeza como “remedio” casero contra un resfriado en Rusia.

Según informa Privet Rostov y recoge RIA Novosti, el insólito hecho ocurrió el pasado viernes en la región rusa de Rostov.

El sujeto fue descubierto por automovilistas en un descampado cuando se encontraba de rodillas, lúcido y con un cuchillo incrustado en el cráneo.

El individuo explicó a la policía que decidió clavarse el cuchillo para que su cabeza “pudiera respirar” porque sufría congestión nasal a causa de un fuerte resfrío.

El herido fue llevado de urgencia a un hospital, donde se le extrajo el cuchillo. El paciente se encuentra estable, fuera de peligro, aunque permanecerá internado en terapia intensiva, al menos, una semana.