Se extirpó el ombligo, se lo regaló al novio y él la abandonó

Una joven de 23 años puso el trozo de cuerpo en una bolsa y le colocó un cartel que decía "te quiero". Al poco tiempo, la pareja se separó.

141

En México, Paulina Casillas Landeros, una chica de 23 años conocido popularmente por tener muchos tatuajes, la lengua bífida y grandes expansores en sus orejas,  volvió a ser noticia luego de protagonizar un insólito acto de amor.

La joven que vive en la ciudad de Guadalajara, decidió, para cortar simbólicamente su lazo familiar y demostrarle a su novio cuánto lo amaba, se extirpó el ombligo y se lo obsequió en una bolsa. Tras envolverlo le escribió un pequeño cartel con la frase: “Te quiero”.

Según contó Paulina a los medios locales: “No me llevaba bien con mis padres, criticaban con frecuencia mi estilo de vida, en particular los tatuajes y piercings. Estaba muy enojada, quería cortar todas las uniones de todo y de todos”.

Aunque meses después terminó su relación de pareja ella asegura que el muchacho todavía conserva el trozo de piel: “Hasta la fecha él lo guarda. Se ve negro, como un ‘frijolito’ apachurrado”.

Por otra parte, esta historia tiene una vuelta más. Sucede que Paulina ahora esta arrepentida de haberse sacado el “pupo”, debido a que pudo recuperar la relación con su mamá

“Ella estaba triste. No puedo imaginar cómo debe sentirse que tu propio hijo quiera romper toda su conexión contigo”, expresó Casillas Landeros.