Provincia, Ciudad, Córdoba, Santa Fe y Salta: los sondeos ilusionan al Gobierno

Hay bocas de urna que le dan ventaja a Bullrich sobre Cristina, aunque el kirchnerismo dice que Unidad Ciudadana gana por menos de un punto. El macrismo arrasaría en Capital y en Córdoba y estaría primero en Santa Fe y Salta.

34
Foto: Ilustración

Los dirigentes y militantes del oficialismo derrochan optimismo tras el cierre de las urnas a las 18. De hecho, se esperanzan con ser la primera fuerza en 12 o más de los 24 distritos de todo el país.

En la usinas del Gobierno esperan, entre otros, un resultado favorable en Buenos Aires, con una ventaja de por lo menos un par de puntos para el exministro de Educación Esteban Bullrich. El sondeo que hizo público a medias el kirchnerismo, sin embargo, la muestra ganadora a la expresidenta Cristina Kirchner por menos de un punto.

En Cambiemos también apuestan por un resultado más holgado aún del que se preveía en la ciudad de Buenos Aires, con un triunfo arrollador de de Lilita Carrió.

Otro lugar en donde las encuestas realizadas hoy mismo les dan una ventaja aún más amplia que la que ya habían sacado en las PASO es Córdoba, en donde el macrismo podría orillar el 50%.

Los boca de urna los hacían ilusionarse también con una victoria en Santa Fe -en donde, de todos modos, la elección estaría sumamente pareja y cuyo gobernador, Miguel Lifschitz, dijo hoy que los comicios dejan en evidencia que el Frente Progresista necesita relanzarse-.

El Gobierno esperaba además un “muy buen resultado” en Salta, dondel el gobernador Juan Manuel Urtubeyya admitió que el macrismo estaría al frente

En Cambiemos también esperaban “buenas noticias” de Mendoza, entre Ríos, Santa Cruz, La Pampa, Jujuy, Neuquén, Corrientes y San Luis.

Las últimas encuestas –realizadas durante esta semana, cuando ya no se podían difundir por los medios de comunicación- vaticinaban un resultado relativamente ajustado en Provincia –tal como ocurrió en las PASO, pero esta vez con ventaja para el Gobierno- y un amplio triunfo de Carrió en Capital, aunque con muchos indecisos de última hora.