Procesaron a ex funcionario del macrismo por favorecer a Farmacity

55
Otro funcionario de Cambiemos acusado por favorecer a empresarios amigos.

El juez Sebastián Ramos investiga a un ex secretario del Ministerio de Salud por haber cajoneado multas a la empresa que fundó Mario Quintana. El hecho se conoce en medio de la polémica por el intento de la empresa de comenzar a operar en Provincia.

Un ex secretario del macrismo fue procesado este lunes por cajonear tres expedientes administrativos con sanciones contra la cadena Farmacity, relacionada al vicejefe de gobierno; Mario Quintana.

El denunciado es el ex secretario de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación, Raúl Alejandro Ramos, que fue procesado como responsable por el delito de abuso de autoridad. Como parte del proceso, el juez federal Sebastián Torres le trabó un embargo por $2.000.

Según recogió el portal Infobae.com, el juez de la causa informó que: “En al menos tres expedientes, Ramos resolvió tardíamente las sanciones que en cada caso correspondían, siendo la emisión del acto administrativo (resolución) su deber en tanto cumplía funciones como autoridad de la Secretaría de Políticas Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación” lo que motivó el procedimiento judicial.

El expediente informa que las actuaciones se hicieron a partir de la denuncia que realizó el 19 de octubre de 2017 la representante de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), María Isabel Reinoso, contra el Secretario Ramos: “Por haber ordenado sin justa causa la reserva del expediente número 1-2002-15328-14-4 del Ministerio de Salud de la Nación sustanciado contra la directora técnica de la farmacia Farmacity S.A. ubicada en la Av. Córdoba Nº1861, CABA, luego de una inspección llevada a cabo el 15 de julio de 2014”.

En esa inspección, asegura el texto, se detectaron infracciones “por haberse operado un cambio de farmacéutico auxiliar si noticia ni autorización de la autoridad sanitaria nacional y emplear un libro recetario sin rúbrica o habilitación”.

Como Reinoso declaró que “se encontraban fehacientemente acreditadas las faltas imputadas” el juez Ramos infirió que los hechos denunciados “podrían haber configurado los delitos de omisión de aplicación de la ley (art.248 CP) y subsidiariamente de omisión de un acto de oficio (art.249 CP)”.

Según se conoció Farmacity fue multada tras esa inspección y el caso llegó al Ministerio de Salud para su aprobación. Pero el 5 de abril de 2017 un enviado de Farmacity con un poder firmado por el propio Mario Quintana solicitó que se deje sin efecto la sanción y luego de eso el denunciado Ramos resolvió pasar los expedientes a reserva saltando la instancia de evaluación.

En el marco de la causa, tres funcionarios de la cartera sanitaria acreditaron que la sanción estaba en condiciones de ser resuelta. Ramos por su parte, argumentó “acefalías” de varias áreas de gobierno, sobrecarga de trabajo, entre otras razones.

El juez consideró no obstante que “la existencia de las circunstancias alegadas a modo de justificación para imponer la reserva de los expedientes, no imposibilitaba que Ramos, como autoridad, emitiera el acto administrativo que le era debido conforme la normativa aplicable”.

El magistrado añadió que: “Debe tenerse en consideración que durante el período en el que se proyectara el Convenio, otras sanciones fueron impuestas a diferentes farmacias por infracciones enmarcadas en la Ley 17.565 de ‘Ejercicio de Actividad Farmacéutica’”.

Fuente: Tiempo Argentino