Nena abusada señaló al autor y declarará en Cámara Gesell

La víctima de 12 años señaló que el sujeto que abusó de ella y la embarazó es una ex pareja de su tía, tratándose de un hombre de 45 años.

14

El miércoles se dio a conocer el caso de una menor de Villa Ángela que transita un embarazo luego de ser abusada sexualmente. La nena, de 12 años, fue derivada al hospital luego de presentar vómitos. Allí se corroboró que sus síntomas se debían a un embarazo.

Por el hecho, el martes pasado se produjo la detención de un hombre de 45 años.

Pero ayer, el fiscal que lleva la causa, Sergio Ríos informó que había sido la menor quien confesó ser abusada y que además indicó al autor de los hechos: se trata de una ex pareja de su tía, quien, según comentó el fiscal, vivía en el mismo domicilio que la menor, publicó el medio Diario Chaco.

Si bien la tía ya se había separado del hombre de 45 años, éste quedó alojado en su vivienda, teniendo una mayor cercanía a la menor, lo que supone un agravamiento del delito por la  convivencia y que lleva la pena de 8 a 20 años, según indicó el fiscal de investigación N° 3.

Ríos señaló al citado medio que la detención se produjo de manera precavida para evitar cualquier tipo de consecuencia negativa, “la detención del agresor sexual se hace sin conocimiento de la denuncia: para que no se escape y que no pretenda interferir influyendo sobre la víctima con amenazas, o cometer otro crimen”. Comentó además, que el sujeto se encuentra detenido y que fue indagado.

Respecto de la situación de la nena, manifestó que se encuentra recibiendo atención psicológica y acompañada por asistentes sociales. También aclaró que la víctima “irá a Cámara Gesell, es la única prueba que vamos a tener, no se necesita otra”.

En ese sentido detalló que las pruebas de este tipo presentan un “altísimo” grado de probabilidad de ser validado por psicólogos del Poder Judicial, y en delitos de este tipo, la cámara Gesell es la única prueba sobre las que se asientan la gran mayoría de las condenas.

Ante la vulnerabilidad de los derechos de los menores, el fiscal recordó el papel de la justicia en casos como éstos “tratamos de dar la menor información posible sobre la víctima”.

Sin embargo llamó a “alertar a la sociedad” haciendo hincapié en que “estos casos suceden en la intimidad del hogar, donde las autoridades policiales no pueden llegar” y precisó que “es importante la existencia de los aliados, como son los docentes, los padres, vecinos y amigos de los niños, quienes pueden detectar un abuso”.

“Los padres son los que terminan enterándose, como en este caso, que aquella persona a la que alojaban y daban un techo termina siendo el abusador de sus hijos que aprovecha acercamiento y confianza con los niños para perpetrar los abusos”, concluyó el fiscal.