Malestar de padres por la situación edilicia, falta de personal y de limpieza en la EEP Nº 62 de Villa Fabiana

42

La Comisión de Padres de la EEP Nº 62 “Contraalmirante Valentín Feilberg” de Villa Fabiana Norte lamentó el estado en que se encuentra el edificio escolar, con serias deficiencias en su infraestructura, falta de mantenimiento y de personal. Un punto clave del reclamo es la alimentación que reciben los estudiantes.

La situación ya fue planteada al director del colegio, institución que el año pasado cumplió 100 años, quien recibió los planteos de los padres, pero la situación sigue sin ser solucionada.

Según señalaron, la escuela no tendría cocinero ni personal de limpieza. En algunas imágenes se pueden observar que serían los mismos padres los que realizan algunas labores para mantener el patio del colegio en aceptables condiciones. El estado de los baños también merece un punto aparte por su falta de limpieza, al igual que la cocina.

Contaron que para las autoridades, la escuela sería considerada de “tercera categoría”, la cual es inaceptable para la comunidad ya que priva de igualdad de condiciones a los niños y niñas que asisten, en relación a otras instituciones educativas de Resistencia. Ante esto, consideran importante la respuesta del Ministerio de Educación para que tomen nota de cómo se encuentra el colegio.

“Según el director, recibe $ 4000 mensualmente para la alimentación de los chicos, y que siempre recibe atrasado ese monto, por el cual estaría debiendo a los proveedores. Entonces le propusimos hacernos cargos los padres con la Cooperadora para pagar a los proveedores, pero se negó”, contó una mamá.

Remarcó que el punto central es la alimentación que reciben los chicos, y la limpieza de todos servicios con el cual se le sirve a los estudiantes. “El problema va desde el pan congelado hasta los platos y la forma de servirle la comida a los chicos. No son chanchos. Para muchos chicos, la alimentación que reciben en la escuela es muy importante, y que les hagan un cosido con hormigas, y que les digan que no se quejen, que las hormigas no tienen huesos. Que los platos hayan sido orinados y que tenga excremento de ratas, es una situación que es inadmisible”, comentaron desde la Comisión de Padres de Villa Fabiana.