Macri anunciará cambios en créditos hipotecarios, plan Procrear y alquileres

El Gobierno busca impulsar la construcción de nuevas viviendas para la clase media y facilitar la desdolarización del mercado inmobiliario.

Este viernes el presidente de la Nación, Mauricio Macri, lanzará una serie de anuncios relacionados con el acceso a la vivienda, que podrían resultarle favorables en un momento en que su imagen cae y la clase media es fuertemente afectada por la inflación.

En concreto, el mandatario oficializará que habrá un tope al aumento de la cuota de los créditos UVA para morigerar el impacto de la inflación, relanzará el plan Procrear con exenciones impositivas para los constructores y dará un nuevo impulso a la ley de alquileres, que había conseguido media sanción de la Cámara de Senadores en 2016 y luego se frenó en Diputados.

Según trascendió, Macri anunciará que la cuota de los créditos UVA no podrá aumentar más de 10 puntos por encima del Coeficiente de Variación Salarial (CVS), que mide la evolución de los salarios.

De esta manera, la cuota de los hipotecarios no se despegará del nivel de los salarios, lo que –de otra manera- puede afectar la economía personal de los tomadores de créditos.

Cambios en Procrear

El Gobierno también buscará renovar el interés en el plan Procrear, pero en lugar de dirigirse a los destinatarios de los planes, se inclinará por dar excenciones impositivas a los desarrolladores de viviendas.

Las nuevas casas dentro del programa deberán cotizar en UVA y no en dólares. Así, el Gobierno espera incentivar la desdolarización del mercado inmobiliario, indica TN.

Además, el Estado pondrá a disposición de nuevos desarrollos terrenos fiscales que detenta la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).

Ley de Alquileres

El Presidente relanzará un nuevo proyecto de ley de alquileres, un tema de preocupación urgente para la clase media.

Tomará un proyecto que, hace más de un año, impulsaron el ministerio de Interior y el diputado Daniel Lipovetzky, señala el portal TN.

La iniciativa proponía que, en los contratos de alquiler de no más de 840 UVA mensuales (cerca de $23.000 pesos) solo se realice una actualización de precios al año (y no una semestral, como se estila) en función a la evolución del Coeficiente de Variación Salarial.