Libertad volvió a la victoria ante Villa San Martín

Libertad ganó con cierta comodidad el duelo frente a Villa San Martín, imponiéndose por 78 a 65. El francotirador Barovero aportó 32 unidades con buenas actuaciones de Copello y Zago.

55

Con 2 triples consecutivos en el arranque, el dueño de casa preanunció que iba a tener 10 minutos de buena ofensiva. Los chaqueños sostuvieron la resistencia durante los primeros 3 minutos con la dinámica de Cabrera y el batallar de Larsen pero después debieron conformarse con mirarlo desde abajo. Con un triple de “Goyo” Eseverri promediando el período se produjo el despegue (15-8) para que Libertad terminara cerrando por 9 arriba el cuarto (25-16), sustentado en un goleo repartido, alta eficacia en los lanzamientos y algunas corridas que le pusieron los pelos de punta al entrenador Gastón Castro.

El equipo aurinegro siguió en la buena senda en los primeros 5 minutos del segundo cuarto, gozando de una máxima de 14 con un rol más protagónico de Barovero. Pero después se relajó ante la tenacidad de San Martín que siguió dando pelea. Otra vez el intratable extranjero de la visita sumaría demasiados puntos en la pintura y un triple agónico de Carnovale le permitiría cerrar por solo 5 abajo a los chaqueños (38-33) antes de retirarse a los vestuarios en un tramo de escaso goleo (13-14).

El tercer período fue un calco del segundo. El local arrancó a toda máquina y volvería a ensanchar la grieta a 14 cuando se cumplía la primera mitad del cuarto (50-36). Curiosamente, en estos 10 minutos, la totalidad de la producción aurinegra pasó por 2 hombres, convirtiendo 9 cada uno: Barovero y Zago. Pero en un dejá vu, regresó la flacidez basquetbolística, y San Martín volvió a escalar la cuesta con un tapado: Saavedra, que tuvo el doble de minutos que los habituales por la ausencia de Hammonds, encabezó la remontada a puro corazón, aportando una decena de unidades que lo acercaron a 7 antes del descanso corto (56-49) .

En el arranque del tramo final, Larsen metió 2 dobles consecutivos para limar la desventaja a 4. Hasta ahí llegaron las esperanzas de San Martín. Porque Libertad apretó el acelerador y se distanció rápidamente pero esta vez no se tomaría los 5 minutos para el té. La endiablada dupla Copello – Barovero (13 en este cuarto para el francotirador) fue la principal responsable de asestar el golpe final ante la visita que ya no le quedaba batería. Restando 5′ ya estaban 11 arriba, diferencia que se estiró a 16 (76-60) cuando faltaban 2’30”, sentenciando el duelo que lo terminaron jugando quienes tienen menos minutos.