La niña wichí abusada y embarazada está en riesgo

264
El obrero fue trasladado al Hospital "Julio C. Perrando".

La menor fue detectada por personal del Ministerio de Salud Pública durante una ronda sanitaria en un paraje ubicado a 40 kilómetros de Miraflores y reportada inmediatamente por los agentes sanitarios. La pequeña no está escolarizada, ni habla castellano; y en todo el transcurso del embarazo hasta su internación, no había recibido ningún tipo de atención médica.

En ese contexto, la ministra de Salud, Mariel Crespo, se refirió al estado de salud de la pequeña, que continúa internada junto a su mamá – quien también está embarazada – e indicó que la niña transita la semana 33 de gestación, es un embarazo de alto riesgo y corre peligro de vida, como así también del bebé qué se está gestando.

“La nena está internada desde los primeros días de septiembre en el Hospital Perrando, en el Servicio de Embarazo de Control de Alto Riesgo, donde también está su mamá, que también está embarazada”, explicó la funcionaria en entrevista brindada al medio Canal 9.

“Se la trajo al hospital local donde se le hicieron varios estudios y se pudo constatar que está con un embarazo de 33 semanas. Todavía no está en edad para poder tener una culminación, así que se están empezando las medidas para maduración fetal y las medidas de control diario tanto de la niña como del bebé ya que al ser una menor de edad es un embarazo de alto riesgo. Los riesgos que pueden presentarse es una Eclampsia o Hipertransia que es la hipertensión en el embarazo que –si no recibe un tratamiento inmediato- puede correr riesgo la vida tanto de la niña como la del bebé”, precisó.

En lo que respecta al ámbito de la Justicia, la ministra de Salud señaló que “en el momento que se descubrió, que fue el 18 de agosto, se hizo la denuncia policial correspondiente, por ser una menor de edad y ser considerado abuso. La niña no habla español, estamos trabajando con traductores”.