La causa por la muerte de un presunto ladrón pasa a la Fiscalía de DDHH

Claudio Cáceres murió luego de recibir dos disparos, uno en la cabeza, por parte de un policía.

El pasado sábado a las 23.55, Claudio Cáceres de 31 años, murió tras recibir dos disparos en su humanidad, por parte del cabo 1º Ernesto Yedros, quien se encuentra detenido.

En primera instancia, intervino la Fiscalía Nº1 de la fiscal Ingrid Wenner, quien ordenó la detención del cabo primero Ernesto Yedros, autor del homicidio durante una presunta persecución, pero la causa corresponde en realidad al fiscal Nº 4, Jorge Cáceres Olivera que, tras declarar su incompetencia, remitió la investigación al fiscal de Derechos Humanos, Daniel Turraca.

Según la versión policial, el cabo Yedros persiguió en su moto a dos sujetos luego de haber intentado cometer un ilícito y cuando el acompañante se bajó, le apuntó con un arma, motivo por el cual el agente habría disparado dos veces contra Cáceres: uno en la cabeza y otro en el brazo.

Luego del hecho, tras la intervención del Gabinete Científico se procedió al secuestro de un arma de fuego calibre 25, marca Browning, a la vez que la fiscal dispuso también el secuestro del arma reglamentaria del empleado policial y su aprehensión.

Por ello, ante la presunción de ser un nuevo caso de “gatillo fácil”, Cáceres Olivera declaró su incompetencia, dando lugar a la Fiscalía de DDHH.