José López declara por la causa de los bolsos con 9 millones de dólares

El exsecretario de Obras Públicas durante la Presidencia de Cristina Fernández, imputado por enriquecimiento ilícito, rompe el silencio dos años después. “No me enriquecí ilícitamente, ni tengo testaferros”, dijo.

El exfuncionario de Obras Públicas durante el kirchnerismo, está declarando por primera vez en la causa de los bolsos con nueve millones de dólares que arrojó por sobre un paredón en un convento de General Rodríguez.

López fue llevado a los tribunales federales de Comodoro Py poco después de las 6 de la mañana. Prestará declaración ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 de la Capital -integrado por los jueces Ricardo Basílico, Adrián Grünberg y José Antonio Michilini-, a partir de las 9, según detalló el Centro de Información Judicial.

Además, López, quien hasta el martes había estado al margen de la causa por los cuadernos de la corrupción, deberá presentarse la semana próxima ante el juez Claudio Bonadío.

Fue Germán Nivello, ex subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, quien contó que le entregó a Roberto Baratta dinero que le había dado López.

Así, Bonadío decidió citarlo y López, detenido y en medio del juicio por enriquecimiento ilícito, deberá presentarse ante el titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal número 11.

Las de mañana serán las primeras palabras del ex funcionario kirchnerista en el juicio que comenzó el 11 de junio pasado, dos años después de haber sido detenido cuando intentaba esconder 9 millones de dólares en un convento de General Rodríguez.

El juicio a López comenzó el 11 de junio pasado en el Tribunal Oral Federal N° 1, que integran los jueces Adrián Grünberg, José Antonio Michilini y Ricardo Basílico.

El martes último, tres de los seis acusados de haber ayudado al ex secretario de Obras Públicas a esconder su patrimonio se negaron a declarar. Fueron la esposa de López, María Amalia Díaz, el contador Andrés Galera y el empresario Eduardo Gutiérrez.

Tampoco habían declarado semanas atrás los otros tres acusados que tiene el juicio: la “hermana Inés” Aparicio, la religiosa que recibió los bolsos con dólares en el convento, el empresario Carlos Gianni y el abogado Marcos Marconi.

López había sido denunciado en 2008 por el abogado Ricardo Monner Sans pero la Justicia no encontró pruebas sobre sus inconsistencias patrimoniales hasta que fue detenido en el convento de General Rodríguez con el dinero no declarado en su poder. CLARIN, C5N.