Horror en Posadas: el chaqueño acusado de matar a su mujer declararía hoy

El periplo judicial del chaqueño Juan Martín Carleris (22) se inició ayer. El hombre, acusado de haber estrangulado a su concubina y ocultar el cadáver adentro de una heladera durante al menos una semana, compareció en los estrados judiciales para designar a quien de ahora en más se ocupará de su defensa y posiblemente esta mañana será indagado.

Dicho paso procesal se concretó minutos antes del mediodía, en el Juzgado de Instrucción Uno, y el presunto femicida eligió a la defensora oficial Criseida Moreira para enfrentar el proceso penal por el crimen de Natalia Samaniego (25).

El informe preliminar de la autopsia practicada por el Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial de Misiones indica que el deceso de la mujer fue como consecuencia de asfixia por estrangulamiento manual, descartando a priori  que su asesino haya usado otros elementos como una almohada o lazo.

Si bien estaba en avanzado estado de putrefacción, tampoco detectaron alguna otra lesión que presuma haya sufrido golpes, aunque se esperan una serie de estudios complementarios para saber si no estaba dopada al igual que el sospechoso.

Sobre los momentos anteriores y posteriores al aberrante crimen que se sospecha habría cometido, Carleris podrá referirse ante el magistrado Marcelo Cardozo, quien solicitó una serie de pericias para terminar de confirmar algunos puntos importantes, como por ejemplo las actividades desarrolladas en las últimas semanas y si la carta que marcaba una invocación satánica fue escrita por él, teniendo en cuenta que en ella prácticamente confiesa haber sido el autor del asesinato.

De todas maneras, es sabido que si quiere puede abstenerse, aunque a última hora de ayer trascendió que estaría interesado en dar su versión sobre los hechos.

Hallazgo macabro

El macabro caso fue descubierto a partir de la denuncia de un vecino que alertó a la Policía por los olores nauseabundos que provenían de un departamento tipo monoambiente ubicado en avenida Santa Catalina, casi López y Planes.
De inmediato, una patrulla de la Comisaría Segunda acudió al lugar y constató la situación, pero nadie atendió a los llamados y tuvieron que ingresar por la fuerza. Una vez dentro, se toparon con el muchacho inconsciente -con un cuadro de intoxicación de pastillas- sobre una cama y al recorrer el pequeño inmueble advirtieron que el fuerte olor provenía de la heladera, la cual llamó la atención por encontrarse atada con una sábana.

La abrieron y se toparon con el cuerpo de Natalia.

También se halló una carta dirigida a Lucifer, a quien le ofrecía su alma a cambio de que se lleve el cuerpo de Natalia y no queden pruebas en su contra,  además de  “llegar a fin de mes”. Estaba firmada por él y también marcó sus iniciales con sangre, por lo que se harán los estudios correspondientes.