Hindú realizó su balance de temporada después de su tercera incursión en la Liga Argentina

En su tercera incursión en la Liga Argentina de Básquet, la segunda categoría del país, la subcomisión de básquet de Hindú Club realizó una evaluación de la temporada 2017/18, donde acaba de finalizar en instancias semifinales, con un balance netamente positivo.

Si bien el objetivo  cada vez que comienza un nuevo proceso es el ascenso a la Liga Nacional, la institución de  calle Franklin comenzó silenciosamente el proceso allá por agosto de 2017 comenzando con el armado del equipo donde se resolvió la designación de Eric Rovner como entrenador principal, las continuidades de Moya, Fernández, Coronel, Vieta y el extranjero Jones como así las llegadas del Kily Romero, Cequeira, Reinaudi y Morales, para conformar un equipo netamente competitivo con los que se iba a buscar el ascenso.

En la Fase Regular Hindú tuvo un comienzo irregular donde le costó consolidar su juego y fundamentalmente que sus hombres se suelten y comiencen a rendirle al equipo. La mejoría llegó en la Fase Conferencia donde fue jugando de menor a mayor, sus jugadores se fueron afianzando, el rendimiento colectivo aumentó y así alcanzó una seguidilla de diez victorias consecutivas, lo que lo llevó a ser puntero en el Norte por muchas fechas, logrando triunfos significativos no solo en su estadio sino también en reductos difíciles como ser Santiago del Estero, Tucumán, Oberá, Tafí Viejo, Armstrong, Córdoba y San Isidro, entre otros, terminando en el segundo lugar detrás de Libertad.

Así se llegó a los playoffs donde se batió a duelo con el poderoso Unión de Santa Fe en Cuartos, dejándolo en el camino en cinco apasionantes juegos. Esto le permitió acceder a la semifinal donde fueron otros cinco dramáticos duelos ante Barrio Parque, con quien cayó vencido en el quinto jugado en Resistencia, que se disputó a estadio lleno y donde se retiró con la frente en alto y despedido con una ovación por su público.

De esta manera terminó el sueño del “Bólido Verde” en la presente temporada, con un balance muy bueno en el aspecto deportivo, donde logró una muy buena ubicación final pero además consiguió una identidad con su público que lo acompañó incondicionalmente en todas sus presentaciones. En el plano individual la entidad volvió a contar con un jugador en el quinteto ideal de la temporada, su alero Pablo Fernández, pero lo más importante es el crecimiento que tuvo su cantera juvenil, integrada por los chicos Juan Delon, Álvaro Ghidini, Juan Ramírez, Álvaro Magallanes y Luciano Villafañe, jugadores del club con y una gran proyección a futuro que acompañaron todo el proceso.

De esta manera, con sus cuentas totalmente saneadas y con la satisfacción de haber vuelto a ser principal protagonista, Hindú se despide hasta la próxima temporada con un agradecimiento muy especial a todos sus sponsors por el apoyo incondicional de siempre.