Habilitaron pavimento e iluminación en pasaje de Villa Alta

89

El presidente del Concejo Municipal de Resistencia, Gustavo Martínez, recorrió el tramo del pasaje Santa Fe al 1500 entre calles 7 y 8 que se pavimentó e iluminó con la participación de la cooperativa “Chaco Construcciones”, los vecinos de Villa Alta y el apoyo de los Ministerios de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial y de Infraestructura y de SAMEEP.

El titular del Cuerpo Legislativo Municipal destacó la recuperación y urbanización de un sector importante de la ciudad.  A su vez, Martínez resaltó los trabajos preliminares realizados. “Se bajó el suelo del pasaje para lograr que el agua no entre más en las casas de los vecinos. Luego de este proceso, al hormigón armado se le realizó una pendiente interna en el centro del pasaje para que el agua escurra hacia la Av. Coronel Falcón una parte y el resto hacia la calle 7. Previamente, se realizó un trabajo de consolidación de todas las conexiones de servicio subterráneo, como agua y cloacas. Se repararon, se arreglaron, se colocaron las cajas y los nexos adecuados para que se pueda hormigonear todo el pasaje”, explicó el Presidente del Concejo. Por su parte, la Subsecretaría de Infraestructura Básica del Ministerio de Desarrollo Urbano colaboró con la iluminación de la cuadra y con máquinas para el movimiento del suelo.

El arquitecto de la obra, Julio Aguirre, comentó que la misma se hizo en un tiempo récord ya que la primera reunión se realizó a mediados de mayo. “Se hizo con la colaboración de múltiples entidades gubernamentales. No trabajó un solo organismo sino que se  logró la gestión para la interacción del Ministerio de Infraestructura, del Ministerio de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial y de SAMEEP”, explicó el arquitecto.

Por su parte, Hugo Franco, vecino de Villa Alta que dirige la cooperativa “Chaco Construcciones”, comentó: “Logramos que haya sido un éxito todo esto y estamos agradecidos que Gustavo Martínez haya venido a hacer la habilitación de la obra y desde ya, agradezco a todos los organismos que nos dieron una mano”,   expuso.

“UN SUEÑO HECHO REALIDAD”

Graciela vive hace 37 años en el barrio de Villa Alta y destacó el trabajo de pavimentación realizado en su cuadra. “Esta obra es el sueño que nosotros queríamos”, confesó. “Nuestro sueño era  salir y tener asfalto, no pisar barro. Esto  era horrible y sin luz”, agregó la mujer.

“Estamos viviendo en pleno centro y ahora teniendo asfalto, mejora mucho más la calidad de vida para todos los vecinos y para todo el que pasa. Para nosotros es una satisfacción hermosa. A pesar de que había muchas necesidades, hoy se ha terminado una necesidad para todo el bienestar de los vecinos”, agregó Juan Franco, otro integrante del barrio de Villa Alta.