Rechazo en el arco político a la decisión de Bonadio de procesar a CFK

23
Foto: Archivo

Desde Alberto Fernández hasta el Frente de Izquierda se pronunciaron contra de las detenciones arbitrarias. Convocan a una marcha en Plaza de Mayo para repudiar la persecución política.

Alberto Fernández, ex jefe de Gabinete: “Esto es un problema de los ciudadanos. Convoco a toda la ciudadanía a ponerse en estado de alerta, es gravísimo. Hay que despertarse, hay que defender el estado de derecho, le costó la vida a miles de personas. Y los jueces que son un poder independiente y no tienen el poder de hacer lo que les plazca por sus odios personales de cada uno”. “Si Cristina Kirchner quiso encubrir a los iraníes entonces (Raúl) Alfonsín quiso encubrir a los genocidas con la obediencia debida y nadie se animaría a decir eso de Alfonsín”, dijo. Además, consideró “injusto lo que están haciendo con Cristina Kirchner” y advirtió que “esto no es un problema de la política, es un problema de los ciudadanos”. “El Memorádum fue una de las decisiones más desacertadas de Cristina Kirchner, pero hablar de encubrimiento y de traición a la patria es un disparate”, evaluó. Y agregó que “hoy le toca a Cristina Kirchner y mañana le puede pasar a cualquiera de nosotros”. “No hay que ver cómo reaccionan los políticos, hay ver cómo reacciona la sociedad”, puntualizó.

Fernanda Vallejos, diputada del Frente para la Victoria: “Hoy impera una especie de ley de la selva. Quieren anular a Cristina”.

Felipe Solá, diputado del Frente Renovador: “¿Traición a la Patria? Una locura que solo un no-juez como Bonadío puede usar para hacer los deberes. Y vengarse”. Sostuvo que el memorándum de entendimiento con Irán tuvo “pobreza de resultados” y que fue una “pésima idea” creando “una comisión de la verdad absurda”.

Movimiento Evita: “Expresamos nuestro absoluto repudio ante las detenciones arbitrarias que se vienen llevando a cabo, porque no respetan el debido proceso y carecen de sustento legal. Se encuadran en el marco de una persecución sistemática contra líderes de la oposición política, social y sindical, violando las garantías elementales que fija nuestra Constitución Nacional. Junto a los Movimientos Populares estamos en estado de alerta y movilización, a fin de definir las medidas pertinentes para exigir el fin de la represión, el cese de las persecuciones judiciales/políticas, la no criminalización de la protesta social y la libertad de todos los presos políticos”.

Marcelo Ramal, el dirigente del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT): “Estamos ante la construcción de un estado de excepción” y consideró que la cuestión del memorándum de entendimiento con Irán es un tema “político” no judiciable. “Nosotros en su momento criticamos el memorándum con Irán”, aclaró Ramal, aunque señaló que ese “es un debate político” en el que no debe intervenir la Justicia. Evaluó que “la decisión de criminalizar la decisión política de un Estado es parte de un estado de excepción”.

Fuente: Tiempo Argentino