Francia: Una bella casa en las afueras de París, imposible de vender por sus historias de terror

La casa está en manos de sus propietarios hace más de 40 años.

A simple vista uno diría que es el sueño de cualquier amante de la vida bucólica pero detrás de la puerta de calle se abre una historia de terror. “Casa con un pasado histórico. Buen aspecto general”, dice el anuncio y lo que presenta es una casa señorial con un parque de 6 mil metros cuadrados a apenas 40 kilómetros de París que está tasada en 450 mil euros.

Una ganga, hasta que se descubre el motivo de esa valoración porque la bella propiedad tiene un “pasado histórico” irremontable. Fue la casa de recreo de Henri Désiré Landrú, el primer asesino serial de Francia en el siglo XX.

Landrú vivió en la casa entre 1915 y 1919, y durante ese período asesinó y descuartizó a siete de sus 11 víctimas y quemó los restos en la cocina de la casa.

La casa lleva seis meses a la venta. Tiene seis habitaciones, dos baños y dos garajes, y una cocina que da miedo, informó el sitio L’Est Républicain.

Sus dueños actuales la tienen hace 40 años, pero sólo van durante las vacaciones. De hecho, no faltaron los entusiastas del cine de terror que propusieran que se filmen películas de ese género en tan inspirador escenario.

“Muchos locales nos han llamado porque todos aquí conocen esta propiedad. Recibimos algunos clientes interesados. Pero tan pronto como me acerco a la historia, se vuelve muy complicado”, confesó Gaëtan, uno de los corredores a cargo de la venta.

Algunos de los pasajes más complicados de este relato incluye el asesinato de siete mujeres, y la primera de ellas fue la dueña original de la casa, informó el sitio Le Parisien. El terrible pasado de la casa afectó a sus dueños posteriores hasta el punto que una pareja que la compró se quitó la vida (primero él en un accidente de auto y luego ella).

Landrú estafaba a sus víctimas -tanto hombres como mujeres- y luego las mataba para no ser delatado. El llamado “Barba Azul de Gambais” fue condenado a muerte por un tribunal de Versalles y lo ejecutaron frente a la prisión de Saint-Pierre en 1022.

Fuente: Minuto1