Encontraron el cuerpo de un joven, en una zanja del barrio Juan Bautista Alberdi

Fue encontrado el martes por la mañana en una zanja por calle Gobernador Goitía al 1800 de Resistencia. La Justicia investiga la causa de su muerte. El cuerpo no presentaba lesiones visibles. La autopsia arrojó muerte por asfixia. Intervino la Comisaría Quinta.

88
Foto ilustrativa

Un joven de 27 años fue hallado el martes por la mañana sumergido en una zanja en el barrio Juan Bautista Alberdi. La hipótesis que maneja la Policía es que aparentemente se encontraba alcoholizado, cayó a la cuneta y murió ahogado.

Este martes alrededor de las 11.45, a través de un llamado al Servicio de Emergencias 911, los efectivos de la Comisaría Quinta tomaron conocimiento sobre una persona sin vida en cercanías a la calle Gobernador Goitía al 1800 de Resistencia, más precisamente en una zanja. Por tal motivo, los agentes policiales acudieron inmediatamente al lugar, donde divisaron que en el interior de la cuneta ubicada en la Manzana 39 del barrio Juan Bautista Alberdi, se encontraba el cuerpo de una persona, aparentemente sin signos vitales, recostado sobre su cubito ventral, con su cuerpo sumergido en la cuneta. Según detallaron fuentes policiales, el muchacho se encontraba “con la cara sumergida y con su brazo derecho sobre la cabeza levemente elevada”; y al momento del hallazgo vestía una “campera deportiva de tela blanca, con detalles azules, marca adidas, con la leyenda Chelsea; jeans color negro, con zapatillas de cuero color negro con verde, marca Grosep”. En el lugar se presentó un ciudadano de 26 años, manifestando llamarse J.F.A., domiciliado en el mismo barrio, quien adujo que la persona en cuestión sería su hermano de 27 años. Seguidamente una ambulancia del Hospital Julio C. Perrando llegó hasta el lugar, donde los profesionales examinaron al cuerpo en cuestión y diagnosticaron que se encontraba sin signos vitales.

Intervino en el hecho la Fiscalía N° 4, quien dispuso se dé intervención al médico policial en turno y Gabinete Científico del Poder Judicial. Tras el examen en cuestión, informaron que el cuerpo no presentaba lesiones visibles, pero que no se podía determinar fehacientemente la causa del deceso, aconsejando que sea trasladado hasta la morgue del IMCiF, para que se le practique la correspondiente autopsia, la cual más tarde, arrojó como resultado que la causa del deceso se debió a “asfixia por inmersión con broncoaspiración”.

También intervinieron la Dirección General de Seguridad Metropolitana, personal del hospital Julio C. Perrando, agentes de la Comisaría Quinta y Bomberos de la Policía.