El massismo chaqueño manifestó su apoyo a José Sánchez ante la “embestida” de Sabadini

A través de un documento que se hizo público este jueves, dirigentes y militantes del Frente Renovador de distintas localidades de la provincia valoraron el “coraje” del referente de esa fuerza política en Chaco, José Sánchez, por hacerle frente a lo que calificaron como una “embestida” del fiscal federal Patricio Sabadini al iniciar una investigación sobre causas que el Subsecretario de Justicia patrocinó en el sector privado años atrás, sin vinculación con las investigaciones de lavado de activos que lleva adelante en la actualidad.

El Documento

Los abajo firmantes, dirigentes y militantes del Frente Renovador de la Provincia del Chaco, expresamos absoluto acompañamiento y solidaridad a nuestro máximo referente provincial, el Dr. José Sánchez, quien ha tenido el coraje de hacerle frente a una embestida judicial de inusitada violencia que afecta tanto su actividad privada y su vida personal, como su función pública y su prestigio político.

Si bien el Dr. Sánchez accionó en los fueros y foros correspondientes para que se esclarezca la intencionalidad que pudiera tener la insólita investigación de que lo hizo objeto el fiscal federal Patricio Sabadini, es necesario remarcar que defendemos su honorabilidad y su hombría de bien, atributos que lo llevaron a conducir nuestro espacio con absoluto merecimiento, y que sin duda fueron determinantes, junto a su prestigio profesional y trayectoria, para que el gobernador provincial lo convocara a formar parte de una unidad de gestión como es la Subsecretaría de Justicia y Asuntos Institucionales del Ministerio de Gobierno.

No estamos ajenos a la utilización política que han tenido las pesquisas judiciales durante los últimos años, donde el doble rasero para investigar a unos y hacer la vista gorda con otros es moneda corriente; donde el oportunismo lleva a funcionarios judiciales y fiscales no sólo a golpear a dirigentes en momentos estratégicos, sino a amplificar ese impacto en la opinión pública a través de la prensa, sosteniendo todo lo posible causas que aunque a la postre se terminen desbaratando, sirven en un momento dado para el objetivo de la difamación. También es moneda corriente apelar a la falacia de la “función técnica” para ocultar la intencionalidad política.

La corrupción es un mal que aqueja a las instituciones del país y el mundo, y estamos convencidos de la necesidad de desterrarla, pero si un fiscal decide llevarse puestas la Constitución y las leyes para conseguirlo, difícilmente el remedio sea mejor que la enfermedad.

Patricio Sabadini nos está mostrando una modalidad “2.0” de investigar, que no es otra cosa que el “vale todo” con medios y plataformas del siglo XXI, una metodología ahora denominada “lawfare” que lo lleva a ser abonado de cuanto programa periodístico haya al aire mientras sostiene con cinismo que eso que está haciendo es “trabajo técnico”, a filtrar datos a la prensa y a coquetear con otros dirigentes políticos para que éstos hagan parte del trabajo sucio de descalificar en medios web y en redes sociales a quien tenga en la mira, para finalmente buscar que sea la opinión pública y no la Justicia la que apruebe su trabajo y lo inste a quemar las naves.

Cuando el fiscal asegura en declaraciones radiales que “la autovictimización es sospechosa” y que justamente eso hace que quiera investigar aún más, es decir, cuando -al margen del preocupante sincericidio ideológico- revela ante la prensa su próxima movida judicial mientras solivianta a los oyentes y amenaza al investigado –convirtiéndolo de paso en culpable más allá de lo que vaya a ocurrir con la investigación– no podemos menos que pensar en la ya clásica cita del dirigente radical César “Chacho” Jaroslavsky: “Clarín ataca como partido político y se defiende con la libertad de prensa”. En el caso de Sabadini, ataca como dirigente político y se ataja diciendo que hace un trabajo técnico.

Si Patricio Sabadini es “moderno” y José Sánchez “atrasa”, bienvenido sea el pasado: preferimos el apego a las normas y la transparencia, algo que José Sánchez, como abogado, como dirigente y como funcionario puede exhibir.

Jorge Antonio Toledo – Machagai, DNI 21490139

Gustavo Sánchez – Tres Isletas, DNI 24918441

Yanina Resler – Barranqueras, DNI 34795485

Omar del Valle Cativa – General Pinedo, DNI 13179222

German Acosta – Machagai, DNI 31736825

Valeria Zurlo – Resistencia, DNI 35306486

Verónica Zarini – Sáenz Peña, DNI 37798745

Angelino Navarrete – El Sauzalito, DNI 33994733

Élida Mabel Brandan – Charata, DNI 22816113

Fabian Domínguez – Villa Ángela, DNI 20264190

Jorge Rojas – DNI 33147987

Gabriela Belisa – Barranqueras, DNI 21659072

Fabian Palacios – Barranqueras, DNI 28125841

Nelson Javier Deheza – Santa Sylvina, 29760926

Sergio Paz – Coronel Du Graty, DNI 23497889

Lucas Alexis Torales Cordeiro – Resistencia, DNI 36117283

Ricardo Pardo – Sáenz Peña, 13440134

José Morcillo – Quitilipi, DNI 21085043

Fabiana Juárez – Barranqueras, DNI 37771526

Ana Maidana – La Tigra, DNI 13257345

Rubén Krutin – La Tigra, DNI  23488177

Hugo Sosa – Juan José Castelli, DNI 14950563

Leandro Juárez – Barranqueras, 35693291

Omar Pelozo – Ciervo Petiso, 31397785