El extraño caso de Santiago: padece convulsiones, y está internado hace más de un mes en el Pediátrico

Santiago Lencina, un niño de 6 años, de Villa Río Negro, está internado desde hace un mes en el hospital Pediátrico de Resistencia a raíz de una extraña enfermedad que le provoca reiteradas convulsiones, las cuales aún con medicación no puedes ser controladas por los médicos locales, y por el cual prevén trasladarlo al hospital Garrahan de Buenos Aires.

“Tiene convulsiones sin fiebre, y con medicación y todo sigue teniendo”, contó Alejandra Romero, madre de Santiago. Indicó que le diagnosticaron epilepsia, pero no pueden controlar sus convulsiones.

“Y ya tiene tres medicamentos fuertes. Sumado a eso, se le agregó crisis de nervios (así lo llama ella) y ya no retiene su saliva y perdió el habla. Yo le traje con convulsiones ahora ya tiene todo esto”, lamentó la madre.

Debido a esto, las autoridades del hospital y del Ministerio de Salud le indicaron que preparen todo, que iniciaban los trámites para el traslado del niño al Hospital Garrahan. Es un caso del cual aún no saben qué es lo que tiene, y el objetivo es lograr un tratamiento para frenar esas convulsiones.

Piensan trasladarlo en ambulancia

Según detallan amigos y familiares, la semana pasada el ministro de Salud, Luis Zapico, había dado la orden para el traslado inmediato mediante el avión sanitario; inclusive habían dispuesto una ayuda económica para la familia durante su estadía en Buenos Aires. Amén de esto, la familia y amigos habían organizado una rifa con el fin de ayudarlos durante su estadía en Buenos Aires.

Pero esto, aparentemente, fue cambiado en las últimas horas, y ahora la decisión de las autoridades es trasladarlo la semana que viene, en ambulancia, lo cual los familiares señalan que un viaje de ese tipo significaría agravar aún más la salud de Santiago, y por el cual esta tarde, a las 18, habrá una protesta en la avenida Sabín, en Villa Río Negro.

Todo cambió de la noche a la mañana

Hasta hace un mes, Santiago vivía su vida normalmente, nunca tuvo problemas similares, estudiaba y se divertía junto a sus amigos de la Escuela Nº 835 de Villa Río Negro. “Todo esto cambió nuestras vidas totalmente. Soy mamá de cinco hijos, una de 9 años a quien dejé con atención con un psicólogo. Mi familia organizó esto de la rifa para juntar fondos, para ayudarnos porque no sé qué nos espera en Buenos Aires”, señaló Alejandra.