Domínguez dijo que muchos desencantados del PT, por la corrupción, votaron a Bolsonaro

El Diputado provincial Hugo Domínguez señaló que las elecciones en Brasil se desarrollaron con normalidad, donde una sociedad cansada de la corrupción, donde incluso muchos trabajadores, históricos votantes del PT -izquierda- desencantados, optaron por un candidato de la derecha, Jair Messias Bolsonaro, quien ganó por amplia diferencia las elecciones, pero no evitó la segunda vuelta.

Convocado por “Transparencia Electoral Brasil 2018”, el legislador de Encuentro Cívico aseguró que se trató de una elección histórica, pero indicó que hasta tanto no se defina totalmente quién será el presidente del país vecino, no se observa en detalle cuál será la incidencia política, con lo que allí ocurra, para el resto del continente.

Domínguez indicó que el ultraderechista Bolsonaro ganó con un voto prestado, que significa un quiebre importante en la confianza hacia el partido que llevó a Lula al poder. Hay quienes señalan que la demora en la designación de Haddad ( ex alcalde de San Pablo ) como candidato a presidente, no contribuyó a su posicionamiento y por ello el resultado, pero será muy difícil de revertir para la segunda vuelta, por la diferencia de casi 20 puntos.

Por otra parte en reuniones que mantuvo Domínguez en el marco de las elecciones de Brasil, pudo observar que desde Argentina las expectativas son muchas sobre el resultado de las elecciones, aún sin elementos, porque tanto Bolsonaro como Haddad no se han referido a cuál será la relación con nuestro país.

Brasil tuvo su proceso electoral para elegir presidente y vicepresidente, 54 senadores, 513 diputados federales, 27 gobernadores, 1035 diputados estatales y 24 diputados distritales.

La delegación argentina, elegidos por Transparencia Electoral Brasil 2018, que integró Domínguez, actuó como veedora de lo que indica el código electoral brasileño que “la votación y totalización de los resultados se realiza empleando el sistema informatizado desarrollado por el TSE en las urnas electrónicas de la Justicia Electoral. Brasil ha implementado la urna electrónica desde las elecciones municipales de 1996”.