Destruirán vagones que compró Macri en 2011 porque tienen sustancias cancerígenas

La empresa Subterráneos de Buenos Aires confirmó este martes la presencia de asbesto en las formaciones adquiridas por Mauricio Macri en 2011 cuando era jefe de Gobierno porteño y anunció que serán convertidas en chatarra. La resolución llega después de meses de reclamos por parte de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp).

El ahora Presidente había adquirido los vagones a través de una compra directa por el valor de €4 Millones. En ese momento, los metrodelegados habían la presencia de amianto, según se desprendía del propio manual de las formaciones. El Gobierno porrteño recién sacó de circulación esos trenes tras la muerte de dos empleados del Metro de Madrid por estar en contacto con el material cancerígeno.

Este año, los trabajadores del Subte habían realizado varias medidas de autodefensa en reclamo por la contaminación. En declaraciones consignadas por Página/12, el gremialista Roberto Pianelli reclamó que “nunca tendrían que haber comprado estos trenes, primero porque está prohibido el asbesto en el país y segundo porque también es ilegal su comercialización, con lo cual hay un desastre desde el punto de vista legal para ambos países”.

Por su parte, el presidente de SBASE, Eduardo de Montmollin, anunció en una entrevista publicada por el portal EnElSubte que “a los coches se los chatarreará”.

En este contexto, los metrodelegados advirtieron que aún hay pruebas de la presencia de amianto en formaciones más viejas, adquiridas en la década del ’90. “Se encuentran en los Mitsubishui de la línea B que están acá desde el 94, los Mitsubishi de la Línea C que antes estaban en la D y los General Electric de la E”, sostuvo Pianelli. LA GARCÍA