Descubren que un quinto de los antibióticos recetados no es necesario

Según una investigación británica, la prescripción excesiva hace que los microbios sean cada vez más resistentes.

108

Los médicos clínicos están abonando la idea de la creciente amenaza de la resistencia antimicrobiana, debido a la prescripción equivocada de antibióticos a 1 de cada 5 pacientes que tienen tos o dolor de garganta, según un estudio financiado por el gobierno británico.

Los médicos de familia muestran “una prescripción de antibióticos sustancial inapropiada” cuando se trata de pacientes con una infección, de acuerdo con la investigación, publicada por Public Health England (PHE), asesores oficiales en materia de de salud pública.

De los 32,5 millones de antibióticos que los médicos clínicos en Inglaterra prescriben por año, “al menos” un 20% (6,3 millones) son innecesarios, fue la conclusión de un panel de expertos.

Dijeron que solamente un 10% de los pacientes con tos aguda debían recibir antibióticos, aunque un 41% recibió los medicamentos, según descubrieron cuando examinaron los registros de los médicos clínicos.

Los doctores de mayor antigüedad y Jeremy Hunt, secretario de cuidado de salud y social, tomaron la prescripción excesiva para presionar a los médicos generales para hacer más, con el fin de detener la falta de efectividad creciente de algunos antibióticos, lo que lleva a aproximadamente 25.000 muertes al año en Europa.

Los hallazgos del estudio, el primero en cuantificar la cantidad de antibióticos recetados de manera inapropiada en la atención primaria, han conducido a una presión renovada sobre los médicos generales para recetar menos antibióticos. Los médicos generales no registran ninguna razón clínica para recetar los antibióticos en un tercio de todas las recetas, según descubrieron.

La mayoría de las recetas de antibióticos son para infecciones respiratorias y urinarias, encontraron los expertos, aunque los médicos clínicos están recetando muchos de ellos para muchas otras enfermedades en las cuales no se justifican, afirman en una serie de cinco artículos, en el Journal of Antimicrobial Chemotherapy.

Por ejemplo, idealmente solo un 13% de las personas con dolor de garganta deberían tomar antibióticos, pero un 59% lo hizo cuando visitaron a un médico generalista, según encontraron los expertos. De manera similar, mientras los antibióticos solo se justifican en un 13% de los casos de bronquitis, un 82% de quienes la padecen los recibieron.

Se revelaron brechas aún más grandes entre la práctica ideal y lo que sucede en los consultorios todos los días con las infecciones de sinusitis y del oído medio. Mientras que solo un 11% de las personas con inflamación de los senos paranasales se beneficiaría de tomar antibióticos, se los recetan a un 88%. Solo 17% de cada dos jóvenes de 18 años con otitis media aguda (una infección del oído medio) debería tomar antibióticos, aunque un sorprendente 92% los recibe.

Hunt dijo que los médicos habían recortado la cantidad de antibióticos recetados en un 5% desde 2012, pero agregó “necesitamos ir más allá y más rápido, de lo contrario corremos el riesgo de un mundo con superbacterias que maten a más gente al año que el cáncer y que las consultas de rutina se hagan demasiado peligrosas”.

La profesora Helen Stokes-Lampard, que preside el Royal College de médicos generales, sugirió que las densas cargas de trabajo de los médicos de familia y la difundida escasez de estos profesionales eran en parte culpables por la excesiva prescripción.

“Si recetan antibióticos, es porque en su opinión de expertos, son el tratamiento disponible más apropiado, dadas las circunstancias únicas de los pacientes delante de nosotros. Sin embargo, todavía estamos bajo presión considerable de los pacientes, que necesitan comprender que los antibióticos no son ‘la panacea’ para todas las enfermedades”, afirmó Stokes-Lampard .