Desarrollo Social coordinó una charla sobre consumos problemáticos para 250 adolescentes

En la continuidad de las propuestas orientadas a adolescentes que comenzaron en marzo en Resistencia se realizó este viernes en El Sauzalito la charla “Atreverse a soñar mirando hacia adelante”, actividad impulsada por el Ministerio de Desarrollo Social que tiene al frente al psicólogo y escritor Alejandro Schujman.

La actividad tuvo como eje las consecuencias de los consumos problemáticos, herramientas de abordaje y aspectos de prevención y tuvo lugar en la Escuela Nº 1.032. Participaron 250 adolescentes de la localidad y los parajes Tres Pozos, Vizcacheral y El Sauzal, en un encuentro que también tomaron parte adultos interesados en la materia.

El ministro de Desarrollo Social, Roberto Acosta, acompañó la charla y valoró estas iniciativas en tiempos en lo que el contexto social es complejo impactando de lleno en el día a día de la vida familiar.

“Hoy vemos que estamos pendientes de la cotización del dólar, de la economía y no miramos a nuestro alrededor a nuestros hijos, nuestros vecinos por eso nos enfocamos en la familia como núcleo central de las acciones del Ministerio y poder así sostener el tejido social, porque si el tejido social se rompe, entra la problemática del alcohol, las drogas los adolescentes en situación de calle y para ello necesitamos profundizar la presencia del Estado y a la par conformar con una red de contención con clubes e iglesias”, señaló.

Desde lo institucional, Acosta subrayó la decisión del gobernador Domingo Peppo de conformar el Consejo de Coordinación de Políticas Sociales, que tiene como herramienta principal el plan Chaco Familia, que implica la articulación del áreas del Estado provincial, municipios y promover el concepto de corresponsabilidad ciudadana para la protección de derechos de la infancia y la adolescencia.

“Nuestra tarea como Estado es garantizar derechos básicos como el de la educación, el de permitir que nuestros chicos tengan acceso al deporte, a un ambiente a fortalecer la familia a lo que se llega con el acompañamiento de los municipios y entidades deportivas y educativas”, señaló.

Vivir en las incertezas

A su turno, Schujman como especialista en familia y adolescencia desplegó su bagaje profesional desde una mirada que implique por un lado reconocer los desafíos que se enfrentan tanto los adolescentes y el acompañamiento de los padres en el crecimiento, haciendo foco en la negatividad de los consumos problemáticos.

“Los chicos encuentran en las sustancias psicoactivas encuentran una anestesia para poder soportar la incertidumbre de vivir, y en realidad vivimos en medio de las incertezas y nuestro deber es enseñar a los chicos de que puedan dudar no con psicoactivos sino con la lucidez de animarse a enfrentar los miedos”, dijo el profesional.

“En concreto se trabajan proyectos de vida que implique transmitir a los adolescentes el entusiasmo por crecer y apasionarse por cuestiones que son básicas para el crecimiento y alcanzar la madurez”, agregó Schujman.