Darío Sztajnszrajber vuelve al Guido Miranda con Salir de la caverna

33

. El show tendrá lugar el viernes 13 de abril, a las 21.30, en el Complejo Cultural Guido Miranda (Colón 164), con una combinación de filosofía y música, y está dirigido a jóvenes en edad de secundario, terciario y docentes. Las entradas costarán entre $300 y $350, según ubicación.

El filósofo desarrolla la alegoría de la caverna de Platón de manera pedagógica, interactuando con el público junto a una banda de rock que interviene con un repertorio de canciones del rock nacional. Durante el espectáculo Platón dialoga con Spinetta, Charly García, los Redonditos de Ricota y Soda Stereo, con el fin de abrir cuestionamientos sobre la libertad y la emancipación.

“La filosofía ya no es algo lejano o aburrido o difícil. Hacer filosofía es reconciliarnos con nuestras búsquedas existenciales, con la libertad de la pregunta, con el poder cuestionarlo todo. Todos hacemos filosofía cuando no damos nada por supuesto y abrimos otras perspectivas posibles. En Salir de la caverna mientras la filosofía provoca, el rock golpea”, declararon los organizadores.

En declaraciones para diario Uno de Santa Fe, Sztajnszrajber  afirmó “es importante sacar a la filosofía de esos formatos que la venían haciendo algo excluyente. Creo que todo el mundo, de alguna manera es un pequeño filósofo, haya o no estudiado filosofía. En la medida en que uno genere vínculos, transferencias y disparadores que permitan reconocer su propia potencialidad de cuestionamiento, se motiva esa lógica. Cualquiera que descubra que esa es una veta con la que puede redimensionar y reinventarse a sí mismo se engancha. Hay que buscar formas pedagógicas, mecanismos de vincularidad que hagan que uno no se cierre frente a la palabra filosofía, o a las preguntas que plantea la disciplina y, en ese sentido, el arte es clave”.

“Es muy distinto escuchar la Alegoría de la Caverna de Platón, leyéndola directamente de un libro o escuchándola de alguien que la repite leyendo un apunte, que escucharla en medio de Reloj de Plastilina, de Charly, que trata la misma temática. Entonces, ahí te das cuenta cómo el rock genera una apertura para alguien que se predispone a dejarse invadir por el discurso filosófico y animarse a desplegar esa faceta”, agregó.