Copa Libertadores: sin visitantes, Boca y River se enfrentarán los sábados, a las 17

33

Finalmente, después de idas y venidas en cuanto a modalidad, días y horarios, llegó la confirmación: las finales de Copa Libertadores entre Boca y River serán sin público visitante los sábados 10 y 24 de noviembre a las 17. Sí: la ratificación de lo estipulado en primer instancia llegó este lunes apenas pasado el mediodía desde lo expresado por Claudio Tapia, Rodolfo D’Onofrio y Daniel Angelici (los presidentes de la AFA, River y Boca, respectivamente).

“Los clubes llegaron a un acuerdo para que la final se dispute sin público visitante los sábados 10 y 24, a las 17. Los presidentes de ambas instituciones coincidieron que a pesar de lo atractivo que genera la presencia de dos parcialidades, dicha medida puede generar problemas para los socios. Y a pesar de esta decisión, Boca y River valoran y reconocen el interés del presidente Mauricio Macri de promover la presencia de visitante en ambas finales”, comunicó Chiqui en conferencia de prensa, al leer la nota confeccionada por los directivos.

Así, tras varios vaivenes, los días, horarios y modalidad para los clásicos quedaron sentenciados. Y claro: todas las versiones y voces que se alzaron en los últimos días quedaron sepultadas ante lo pronunciado por los máximos dirigentes del Millonario y del Xeneize.

“Somos rivales, no enemigos. Hay razones que han marcado Conmebol y seguridad por la cual son en ese día y en ese horario. Es una decisión de la autoridad competente, lamentablemente para todos los hinchas que pidieron el cambio de día. Se hizo la gestión, pero las fechas quedaron para los sábados 10 y 24”, apuntó el Tano, en relación a su solicitud de modificar la fecha (jugar los domingos) por la ausencia de la colectividad judía.

Y también quedó atrás la incertidumbre respecto a la presencia del público visitante, que de entrada estaba estipulado que no habría pero la aparición de Mauricio Macri y sus declaraciones sembraron la duda. De todas maneras, pese a que el presidente de la República Argentino garantizó que sería con ambas parcialidades, debió recular ante la negativa de los dirigentes y de los organismos de seguridad, quienes advirtieron que no estaban dadas las condiciones. Y puntualmente porque tanto D’Onofrio (avisó que la tribuna Centenario fue reestructurada) y Angelici (le bajó el pulgar a la instalación de un pulmón y al reparto de tickets) se mantuvieron firmes en su postura de jugar sólo con público local.

“Se ha acompañado la decisión de jugar esta fecha por el marco y la importancia a nivel deportivo mundial. No hay antecedentes en el mundo, en una instancia de esta índole, de dos equipo tan representativos. La voluntad es de disfrutar entre todos este momento tan importante para el fútbol argentino”, señaló Tapia, presidente de la AFA.

“Ayudemos a que la gente entienda que esto es para disfrutarlo, que es un juego. Acá no se va la vida”, concluyó D’Onofrio. OLÉ