Conmoción en Brasil por el crimen de concejal que denunció la violencia policial

Marielle Franco, del Partido Socialismo y Libertad, fue asesinada con al menos 4 balazos en la cabeza en el centro de Río de Janeiro luego de participar en un encuentro sobre los derechos de las mujeres negras.

Brasil vive horas convulsionadas, una vez más. Lo que sacudió a la sociedad del país vecino fue ahora el asesinato de una activista que denunció la violencia policial en Río de Janeiro. Amnistía Internacional demandó una “investigación rigurosa” sobre el crimen de Marielle Franco, que además era concejala del Partido Socialismo y Libertad.

La mujer fue asesinada de al menos 4 balazos en la cabeza ayer por la noche en el centro carioca luego de participar en un encuentro sobre los derechos de las mujeres negras. ­Junto a la activista, murió el chofer del vehículo que la trasladaba y fue herida una asesora –identificada como Fernanda Chaves- que luego fue indagada durante cuatro horas por la Policía Civil, de investigaciones, que trabaja con la hipótesis de “ejecución”.

La Policía Civil de Río de Janeiro informó de que el ataque fue efectuado por pistoleros que estaban en otro vehículo y que dispararon indiscriminadamente sin hacer ninguna advertencia y huyeron sin robar nada.

Amnistía Internacional solicitó una “investigación inmediata y rigurosa” en un comunicado divulgado este jueves en el que se afirma que “no quedan dudas sobre el contexto y la motivación” del asesinato. El procurador José María Panoeira dijo que la principal sospecha es que fue “ejecutada” y mencionó que en Río imperan la “impunidad” y la “corrupción policial”.

Esta semana la concejala -que fue la quinta más votada en las elecciones de 2016 para el Concejo de Río de Janeiro- había posteado una denuncia contra la violencia policial en una favela y previamente había calificado como una “farsa” la intervención militar en su ciudad.

“Otro homicidio de un joven que puede entrar en la cuenta de la Policía. Matheus Melo estaba saliendo de la iglesia ¿Cuántos más tienen que morir para que esta guerra acabe?”, se había preguntado.

La joven activista de 38 años era oriunda de la favela Maré, una de las más violentas de Río de Janeiro, que desde hace un mes está bajo intervención militar ordenada por el presidente Michel Temer Janeiro para combatir la ola de violencia que lo azota y que el año pasado causó 6.731 muertes, entre las que se cuentan las de más de 100 policías y diez niños alcanzados por “balas perdidas”.

Socióloga, Franco era además miembro de una comisión de observadores civiles sobre las actividades de la intervención militar de la seguridad carioca, a cargo de la cual está el general Walter Souza Braga Lima.

El general Richard Fernandes, recientemente designado en la Secretaría de Seguridad de Río, determinó que se realice una investigación exhaustiva del caso.