Cirugía de mamas: Estas son las preguntas más habituales

37

Incrementar el tamaño del busto femenino es un alternativa que existe desde hace ya un largo tiempo, siendo una de las más solicitadas por mujeres entre la edad de 20 a 45 años. Sin embargo, y a pesar de toda la información disponible con la que se cuenta, muchas personas aún tienen dudas sobre esta cirugía estética. En esta oportunidad compartimos las preguntas más frecuentes y las respuestas de los profesionales, para saber todo lo necesario sobre la cirugia de mamas.

1- ¿Luego de los implantes hay complicaciones durante el embarazo o la lactancia?

Los expertos aseguran que las prótesis mamarias no afectan de ningún modo la capacidad de tener un hijo y darle el pecho. Aún así recomiendan que lo mejor es esperar 8 meses desde la cirugía para lograr una cicatrización efectiva luego de la colocación de las prótesis. En el caso de las jóvenes que aún no son madres pero están planeando serlo, los mismos médicos indicarán primero un tamaño de busto para luego poder incrementarlo una vez que termine el período de lactancia.

2- ¿Qué prótesis conviene elegir, redondas o con forma de gota?

Esta duda es habitual y todos los cirujanos insisten en que los implantes aportan volumen y la forma que se elige depende exclusivamente de la anatomía de cada persona. El implante con forma de gota sólo se usa en pacientes extremadamente delgadas o en el caso de una reconstrucción mamaria. Las redondas son las más adecuadas para la operación habitual, ya que acompañan las formas naturales del cuerpo.

3- ¿Se modifica la distancia entre mamas?

Las mamas tienen naturalmente un espacio de 2 a 3 cm entre ellas y una vez operadas no sufren ninguna modificación. El equipo de cirujanos siempre analiza la posición de las mamas de la paciente de pie y sin ropa, en esa situación la distancia no se ve afectada por el corpiño y es la que se mantendrá en la operación.

4- ¿Cada cuánto tiempo se cambian los implantes y qué sucede cuando se rompen?

Las prótesis no poseen fecha de vencimiento una vez que fueron colocadas, y realizándose los controles médicos rutinarios no debería haber ningún inconveniente. Por razones de calidad, se recomienda cambiarlas cada 10 o 15 años según indique el médico.
En caso de sufrir una rotura o encapsulación de uno de los implantes, no representan una urgencia pero sí se debe programar una nueva cirugía para reemplazarlo.

5- ¿Es cierto que las prótesis pueden causar cáncer?

Este es uno de los mitos más difundidos, aunque ha sido largamente refutado por diferentes estudios científicos. Las prótesis mamarias no sólo no causan cáncer, sino que aquellas mujeres que optan por la cirugía tienen menos probabilidades de padecerlo. Esto sucede debido a que toda paciente debe realizarse estudios y chequeos mamarios previos a la intervención quirúrgica. De este modo el médico aseguran que las mamas estén sanas y en caso de encontrar alguna anomalía previa se deriva al especialista encargado de proporcionar el tratamiento adecuado.