Caso Nahir Galarza: “Sabía disparar y manejaba armas de fuego”, declaró una de sus amigas

El fiscal a cargo de la causa desestimó que se trate de un caso de legítima defensa.

112
La joven continúa detenida desde la muerte de Fernando.

Nahir Galarza, la joven que confesó haber asesinado con dos disparos de la pistola 9 milímetros reglamentaria de su padre policía a su novio, Fernando Pastorizzo, está cada vez más comprometida en la investigación penal preparatoria, previa a un eventual juicio.

A pesar de que sus abogados defensores insistieron en pedir prisión domiciliaria, la joven seguirá detenida con prisión preventiva hasta que se cumpla el plazo de 60 días en la comisaría del Menor y la Mujer de Gualeguaychú.

En las últimas horas, el fiscal a cargo de la causa, Sergio Rondoni Caffa, confirmó que una de las amigas de la imputada declaró que la joven sabía disparar y manejaba habitualmente armas de fuego.

Victor Rebossio y Horacio Dargainz, representantes de Nahir, intentan junto con Jorge Zonzoni, manager de medios de la familia Galarza, limpiar la imagen de la joven y enmarcar la causa en un caso de violencia de género y legítima defensa.

Sin embargo, el fiscal desestimó esa hipótesis. “La legítima defensa tiene que ser en el momento del hecho y no premeditada”, dijo en diálogo con el canal 9 de Paraná. “La fiscalía entiende que esta persona se fue de su casa con un arma para disparar. El cuerpo de ella no tiene lesiones y el cuerpo de la víctima sí las tiene”.

Rondoni Caffa indicó también que la joven que prestó declaración sobre quien era su amiga “no recordaba si alguna vez había visto a la imputada disparar o le había mostrado un video, o si había subido un video pero lo que sí quedó claro es que la imputada le dijo a ella que sabía disparar”. Y añadió: “El papá de esta chica manifestó que le había enseñado, pero a esta fiscalía no le interesa tanto quién le enseñó”.

Simultáneamente comenzaron también los peritajes de los teléfonos celulares de Fernando y Nahir, aunque por el momento sólo se pudo ingresar al de la imputada. En él se encontraron más de mil mensajes correspondientes a más un año y medio entre ella y Pastorizzo. El fiscal confirmó que esperan poder desbloquear el teléfono del joven para cotejar la información.

El último contacto entre ambos habría sido un llamado telefónico el 28 de diciembre, horas antes del crimen. La información que pueda extraerse de esos contactos será crucial para determinar el vínculo que los unía y conocer los entretelones de la relación.