Casalboni pagó una fianza y quedó libre

77

En horas del mediodía de ayer, el funcionario de Quitilipi recuperó su libertad, luego de permanecer una semana detenido en la Comisaría Primera de Sáenz Peña, por la denuncia de supuesto abuso sexual con acceso carnal, amenazas y lesiones, por parte de su exmujer Adriana Inés Aselle.

El jefe comunal estuvo privado de su libertad desde el pasado viernes 5 de enero y estaba previsto que siga en esa condición, pero finalmente este viernes después del mediodía, luego de pagar una fianza, quedó libre. Además, la Justicia le quitó los delitos por abuso sexual, por lo que quedaron los de lesiones leves calificadas.

Detalles de la causa

La fiscal Liliana Lupi brindó precisiones del caso y adelantó que después de la feria judicial la causa pasará a manos de Gustavo Valero.
“El hecho ocurrió el 29 de diciembre, lo estamos tramitando nosotros porque estoy en feria y luego va a ir a la Fiscalía del doctor Gustavo Valero, por declaración de incompetencia con respecto al turno”, explicó la fiscal.

Lupi detalló que “la denuncia se realizó el 4 de enero y en base a lo declarado se lo detuvo, y sumado a una testimonial que se le tomó a la exesposa donde denunció una serie de hechos, a partir de allí se le imputó el delito a Casalboni. Respecto a la declaración indagatoria de Casalboni, indicó que “el imputado niega todo lo ocurrido. Dijo que no estuvo el día del hecho en el inmueble indicado en la denuncia, sino que se hizo presente al otro día, donde toma posesión de ese inmueble donde vivía, que está ubicado arriba de un galpón en la calle Mendoza en la localidad de Quitilipi, donde hay un departamento arriba y donde vivía su ex esposa”, explicó la fiscal.

Al ser consultada si el imputado hizo alguna referencia al motivo de la denuncia, dijo la Fiscal Liliana Lupi que “alega cuestiones políticas, porque no se le había renovado el contrato, que venció el 31 de diciembre, pero todo eso está en una etapa probatoria”.