Carnaval 2018 Jujuy: descubrí el significado oculto de sus rituales

Con el Desentierro del Diablo, este sábado 10 comienzan los tradicionales festejos en los pueblos de la Quebrada. Tilcara tiene sus plazas hoteleras reservadas para el feriado largo.

A todo color y con la música vibrando en la piel. El Carnaval 2018 de Jujuy, especialmente a lo largo de la Quebrada de Humahuaca y la Puna, comenzará su danza de comparsas y el despliegue de todas sus tradiciones ancestrales a partir del sábado 10, cuando quede oficialmente desenterrado el Diablo del Carnaval.

La gran celebración popular se realiza cuando empieza la Cuaresma (es decir, 40 días antes de Semana Santa), con el Desentierro del Diablo o “Pujllay” en quechua. ¿Por qué? Es que el Diablo es el gran protagonista del Carnaval y el símbolo de estos festejos, de la mano de las comparsas y las murgas. Cada grupo vive su propio desentierro, un ritual que decreta el comienzo del Carnaval.

Representado por un muñeco de trapo, el Diablo se saca de adentro de un mojón o apacheta (un montículo de piedras apiladas para invocar a una divinidad) y, en ese mismo instante, se da rienda suelta a la alegría, a los deseos reprimidos y a ciertos excesos, como la bebida. Son nueve días completos de bailes, permisos, bullicio, desfiles callejeros, disfraces, e invitaciones a comer y beber en casas de familias que abren sus puertas. La fiesta termina cuando cada comparsa entierra a su Diablo con ofrendas a la Pachamama o Madre Tierra (hojas de coca, cigarrillos, bebidas), marcando el fin de los carnavales.

Como todos los veranos, este sábado 10 se tirarán bombas de estruendo una vez que el Diablo sea desenterrado y las distintas comparsas (muchos de sus integrantes se disfrazan de diablitos) bajarán de los cerros hasta los pueblos de la Quebrada, al ritmo del carnavalito jujeño y otras músicas en las que no faltarán las trompetas, redoblantes, trombones, erquenchos, cajas y bombos. En las murgas siempre hay bandas de sikuris y copleros con cajas, que interpretan sus melodías y cantos a cada paso.

Las comparsas suelen llevar un estandarte que las identifican y recorren las calles de los pueblos, haciendo paradas en las casas que hacen invitaciones y sirven chicha, vino, cerveza o alguna otra bebida. En los desfiles y bailes, la gente se divierte arrojándose harina o talco en la cara por sorpresa, además de tirar serpentinas, sonar cascabeles y cumplir con la costumbre de llevar perfumados ramitos de albahaca. Toda esta tradición tiene reminiscencias indígenas, españolas y criollas, y representa una fusión de rituales en los que el Carnaval implica una ruptura, una pausa en la vida cotidiana, el permiso para la transgresión.

Después de recorrer las calles de los pueblos, las murgas se reúnen en puntos determinados: a cada uno se lo llama fortín, y allí se arman peñas con música de raíz folclórica y baile hasta el amanecer.

Después de una semana de festejos sin pausa, llega el Domingo de Carnaval (en este caso, será el 18 de febrero), cuando los diablitos disfrazados lloran durante todo el día ante el final del Carnaval y una multitud se dirige a presenciar el Entierro del Diablo. Entonces, las comparsas vuelven a las laderas de los cerros de donde partieron el primer día y entierran el muñeco junto con ofrendas a la Pachamama (cigarrillos, hojas de coca, alimentos, alcohol), mientras ahuyentan a los malos espíritus con inciensos.

Si bien los festejos se extienden por todos los pueblos jujeños y Los Tekis actuarán en Tilcara el domingo 11 de febrero, numerosos grupos folclóricos locales y bandas de rock nacional animarán el “Carnaval de Los Tekis” que se iniciará este sábado 10 con el Desentierro en San Salvador de Jujuy. Será a las 12 en la Ciudad Cultural de Jujuy y no se suspenderá por lluvia. Prometen mucha música durante todo el fin de semana en el “Carnavalódromo”.

La ciudad de Tilcara, uno de los centros más destacados y convocantes de la provincia jujeña durante los carnavales, presentó su programa de festejos, mientras que la Secretaría de Turismo destacó que ya tiene reservas para casi el 100% de sus 4.500 plazas habilitadas durante el feriado largo que se extiende desde el sábado 10 hasta el martes 13.

En la particular mezcla de rituales introducidos durante la Conquista española y el culto a la Pachamama (Madre Tierra) de los pueblos originarios, el Carnaval empezó a rodar el 1 de febrero pasado en el Jueves de Compadres, seguido por la celebración del 8 de febrero durante el Jueves de Comadres. En Tilcara, los festejos incluyeron la chayada del mojón en la margen del río Huasamayo, almuerzo, comparsas y baile popular en el Tinglado Municipal. A continuación, la agenda completa.

Sábado 10/2: Desentierro del Diablo del Carnaval. A las 11.30 el ritual tendrá como escenario el mojón del Matadero, con la actuación de Los Fortines Tilcareños, Los Mimosos, Los Tilcareños, La Salamanca, Los Porotos, Los Chupa Chichi, los Orejanos y los Pilpintos.

El horario central será a las 14, cuando se realice el desentierro del Gran Carnaval en los mojones de Tilcara por parte de comparsas como Pecha Pechas, Caprichos, Poco pero Locos, Flor de Cardón, Huichaira, Paseanderos de Juella, Flor de Durazno de Juella, Los Barrenos, los Ahijaditos, los Gosairas, Flor de Cortadera, los Pimpas y Los Alegres de Malka. A las 20 habrá Peña en el Tinglado Municipal y, a las 22, baile público en los salones.

Domingo 11: A las 14 comenzarán los recorridos de las comparsas por las calles de Tilcara a sus respectivas invitaciones. A las 20 será la gran Peña de Los Tekis en el Tinglado Municipal, y a las 22, baile público en los salones.

Lunes 12 y martes 13: Carnaval Grande y Chaya. A partir de las 14, recorridos de las comparsas por las calles de Tilcara con paradas en sus distintas invitaciones. A las 22, baile público en los salones.

Miércoles de Ceniza (14/2). La Agrupación Puente de la Diversión y la comparsa Los Viejos Choclos ofrecerán, a las 12, almuerzo en sus respectivos salones y, a las 22, baile.

El jueves 15 comenzará el llamado “Carnaval Chico”, con la actuación de varias comparsas, que seguirán desfilando el viernes 16 y sábado 17 entre bailes e invitaciones.

Domingo 18: Entierro del Diablo. Desde las 14, los diablitos de las comparsas llorarán por el Entierro del Carnaval que ocurrirá, a partir de las 21, en los distintos mojones.

Dicen en Jujuy que el Diablo tiene que quedar bien enterrado para que “no ande suelto todo año”. Al enterrarlo, el Diablo descansará hasta el año que viene, cuando las comparsas lo despierten para reanimar la fiesta milenaria.