Aborto: a días del tratamiento en el Congreso, Mumala confía en que se aprobará el proyecto

Natalia Romero referente provincial de Mumala, junto con Patricia Cabrera y la doctora Alejandra Caggiano, visitaron Primera Línea para hablar sobre el proyecto de despenalización del aborto que será tratado el próximo 13 de junio en el Congreso de la Nación. Están confiadas en que la iniciativa finalmente pueda convertirse en ley.

Recientemente, Romero expuso en la Legislatura provincial durante las jornadas de debate que se realizaron en la provincia, donde ratificó su postura a favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

“Siempre es bueno poder debatir, poner en discusión algunos temas de importancia como la legalización del aborto. Se han escuchado muchísimas cosas aberrantes. Nos dimos cuenta que hay mucha falta de información con respecto al proyecto en sí” dijo.

Por su parte, la doctora Caggiano se explayo sobre la polémica de si el feto es ya considerado un humano o no. Si bien en la actualidad, la Constitución Nacional toma al momento de la concepción como el inicio de la vida, “esta ley va traer un montón de modificaciones porque se desarrollaron un montón de investigaciones médicas que establecen cosas diferentes”.

“Los médicos abalan que en ese periodo todavía, (hasta las 14 semanas) la célula todavía no tiene conciencia como muchas veces la gente que está en contra del aborto lo establece” dijo.

Romero recordó que el tema del debate del aborto tiene más de 13 años, y es la séptima vez que se presenta, ahora con un aval importante por parte de los diputados. “Hace muchos años se instaló pero estaba como en un ataúd porque hablar o debatir sobre la cuestión del aborto, era a como ser un criminal. Si vos estabas a favor o te veían con un pañuelito verde, eras como un homicida suelto por la ciudad. Creemos que es importante que se legalice el aborto, porque en primer lugar el tema también habla sobre: educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir. Cuando decimos aborto legal para no morir estamos hablando de la última instancia”, remarcó.

En este aspecto, continuó: “No pedimos que se legalice el aborto porque sí, necesitamos que salga de la clandestinidad y que las mujeres de bajos recursos, que son las que hoy están pasando por situaciones y lugares donde no están en condiciones de hacerse la práctica, son las que mueren”, mientras que “las mujeres que sí tienen plata lo hacen en clínicas privadas a un alto costo y también poniendo en riesgo su vida”.

Lo inmediato de la ley también se debe a que se trata de una cuestión de salud pública, de la posibilidad de que toda mujer “que tenga o no podamos ir a llevar esta práctica de última instancia si es necesaria”.

Cabe mencionar que la ley sobre Educación Sexual Integral, (ESI), está aprobada desde 2005, pero hasta el día de hoy es muy difícil de que se aplique, habida cuenta de que la misma establece que el tema sea tratado ya desde el jardín de infantes, cuando la realidad indica que hasta en las primarias y secundarias la educación sexual es difícil de implementar.

“Estamos ante un caso de que están pidiendo autorización al padre o al tutor para poder hablar con los chicos de educación sexual. Me parece aberrante porque en realidad no tienen que pedir permiso, si está dentro de la currícula, tiene que bajarse como corresponde y empezar desde los pequeños hasta los más grandes”, apuntó.

Muerte al macho

Por otro lado, hablaron acerca de la tan conocida Muerte al macho, que genera mucha polémica en la sociedad. Para Romero, la frase es una metáfora pero básicamente lo que busca es generar conciencia con respecto a la desigualdad que hoy en día se vive en cuanto a género.

Cabrera aclaró que “cuando decimos Muerte al Macho es muerte al machismo en sí, la sociedad machista, mujeres machistas también, la cultura que deja en inferioridad a las mujeres. Ante los derechos somos todos iguales y qué mejor sumar a los varones que se sumen a la lucha. Sí estamos en contra de los varones violentos, que matan a las mujeres, que golpean y violan a las mujeres. Pero cuando hablamos de muerte al machismo es de todo lo que arrastra”.

“Al abortar no estamos matando una vida, hasta los mismos médicos te dicen que el feto comienza a formarse a aprtir de los tres meses en adelante, y el proyecto contempla de que a las 14 semanas uno puede abortar” continuó Romero.

También remarcó que para una mujer “no es simple ir a abortar, porque no es como sacarte un quiste, o hacerte una ecografía o un PAP. Hacerte un aborto es una cuestión dolorosa y es por lo último que una mujer quiere pasar. Por eso hacemos hincapié en educación sexual y a lo último es aborto para no morir”.